Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«¡Oh, Señor!, te pido la humildad, tan sinceramente que casi lo estoy gritando»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

La víspera, velada en el Teatro Cervantes. El teatro se lleno de Presencia de Dios

No es normal que un teatro se llene, durante toda una velada de la palabra “Dios”. Se había anunciado como una “bienvenida a los periodistas” que habían llegado a Linares, seguida de un concierto. Pero lo que allí se oía y se palpaba era la presencia de Dios. Aun siendo mucho lo dicho sobre la alegría en el dolor, de aquel linarense que, al día siguiente, iba a ser elevado a los altares, lo que sobrenadaba de todo ello, era el milagro que Dios, cuando se le deja entrar de lleno en el alma, realiza en el interior de la persona y que se desborda en bondad y alegría.

Lo dijo con bellas palabras, Silvia Correale: No; no nos escudemos tras el dolor de  Lolo... Lolo hubiera sido igualmente santo sin esa cruz extraordinaria. Fue santo porque estaba lleno de Dios; porque se había dejado inundar por Dios y de ahí rebosaba su deseo de darse a los demás. Y eso está también al alcance de nostros, con dolor o sin dolor.

Silvia, argentina,  vino desde Roma para dar testimonio sobre el nuevo Beato. Trabaja allí en la Congregación para las Causas de los Santos. Y contó cómo, allá por el año 2001, un sacerdote llegó a Roma, como tantos otros, para abrir camino hacia los altares a cristianos en principio  admirables. Sus papales hablaban de Lolo. Y, día a día –añadió- su figura se fue metiendo en nosotros.

En el teatro Cervantes, completamente lleno, otras varias personas    –periodistas sobre todo- dejaron sus recuerdos o impresiones sobre el nuevo beato. Los fue presentando el vicepresidente de la Asociación “Amigos de Lolo”, Pepe Utrera, que recordó que no era la primera vez que los periodistas venían a Linares para ver a Lolo. Hace 40 años ya viajó una buena representación. Vinieron a hacerle un homenaje, pero él se escabulló y no estuvo presente. Muchos de ellos no están; pero, nos están viendo esta noche “desde la platea del Cielo: José Mª Pérez Lozano, F. Javier Martín Abril, Martín Descalzo, el P. Llanos...

         El primero en subir al esenario fue Txomín Pérez, director actual del semanario Nacional de Acción Católica, “Signo”,  en el que tanto colaboró Lolo. Para él, a los periodistas habría que enseñarles a practicar el método de AC: “ver-juzgar-actuar”. Lolo sí lo aplicó.Ver: él se acarcaba a los hechos con una mirada limpia, como la de Jesús. Juzgar la realidad con justicia, tan necesario en el periodismo de hoy. Lolo lo hacía. Actuar de una manera cristiana. Lolo lo hacía.  Y acabó pidiéndole:  ayúdanos- a escribir como tú nos pediste: “de rodillas para amar; sentado para juzgar; erguido y poderoso, para combatir y sembrar”.

         Después, la periodista argentina Marta Noce, llegada desde su patria para asistir a los actos de Linares, dibujó a Lolo como “un misionero con capacidad de transformar lo que podría ser un fracaso, en una fuente de esperanza y una actitud constructiva ante la vida”.

Para Venancio-Luis Agudo, que publicó algunos artículos de Lolo en el periódico que dirigía por los años 1960, la alegría de Lolo era transcendente: le hacía oir “el tañido de gloria de todo el Universo” y, por eso veía a las personas y las cosas por su lado positivo, produciendo un tipo de periodismo contrario al que llena nuestros periódicos con noticias agrias, hirientes, sucias. Citando abundantes textos de sus escritos nos presentó ese periodismo positivo con que miraba a los hombres y sus cosas. Por ejemplo, cuando describe al minero que va a encerrarse en el pozo: Cristo en bicicleta. ¿Se puede tener una mirada más positiva, más llena de amor y de bondad?

         Sentido positivo en el que insistió el actual Presidente de Acción Católica, Higinio Junquera, y que “tan necesario nos es --afirmó-- en este tiempo en que los cristianos parecemos agobiados, malhumorados, incluso con un punto de enfado y sin saber encontrar nuestro sitio. Lolo nos puede servir para relativizar lo que vemos como problemas.

         Fue Joaquín Amado quien recordó de forma más cálida al nuevo Beato, pues fue el que tuvo la dicha de convivir más con él, “en aquella mesa de camilla”. Lolo enseñó, al casi chiquillo Joaquín, lo que era el perodismo: “Toma –alargándole un manual americano de radiofonismo—léete esto, porque vamos a necesitar gente para el programa de Acción Católica en Radio Linares”

Por último Alejandro Fernández Pombo, exdirector de YA y expresidente de los periodistas de España, pudo hablar también de su contacto personal con Lolo. Dio sus primeros pasos en el semanario “Signo”. Allí, Pérez Lozano –uno de los que seguían este acto desde la platea del cielo- le encargó que revisase las publicaciones locales que llegaban de los centros de AC, para escoger las noticias más importantes y publicarlas en el semanario nacional. Al poco tiempo de hacer esta labor, el buen instinto periodístico de Alejandro, le hizo que advirtiese a Pérez Lozano, que de Linares llegaba una revistilla muy bien hecha y con artículos de alguien que escribía como los ángeles. El director le contestó solamente: “¡Ah! Es que allí está Lolo”.

 Cerró el turno de intervenciones D. Rafael Higueras, postulador de la causa de beatificación .  “No es cierto que yo haya trabajado más que nadie. Sin los esfuerzos de todos los que hemos estado ahí durante 14 años esto no se hubiera conseguido. Ahora lo pienso y han sido 14 años muy cortos”.  Y, a unas horas de la beatificación, y con previsiones de lluvia, D. Rafael  hacía una petición. “Que Lolo le pida a Dios que no llueva. Y que las únicas gotas que se derramen mañana sean las de nuestras lágrimas”.

El orfeón Musicalma ofreció un precioso concierto que culminó con el estreno del himno a Lolo, con todo el público puesto en pie.

Venancio Luis Agudo, 24/06/2010