Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«De lo que nunca se cansa un padre es de partirle el pan a los hijos»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

El P. Oliver nos cuenta su primera visita 'a Lolo'

A pesar de la “paliza” de viaje, una mañana entera de ida y otra de vuelta, y del escaso tiempo para las visitas, 1 día y medio, mi primera visita a Jaén ha sido intensa pero dejando un sabor de boca extraordinario.

He podido disfrutar de la acogida, como anfitrión, de D. Rafael Higueras, ¿Quién mejor que un amigo del propio Lolo y además postulador de la causa de canonización, para guiar mis primeros pasos en esta aventura? Para mi, como sacerdote, este ha sido un auténtico regalo, porque he podido experimentar de una forma real y palpable lo que significa la fraternidad sacerdotal en la acogida y cercanía de D. Rafael, al que no conocía personalmente antes de este viaje y al que doy las gracias de todo corazón por lo compartido y vivido en estos días, por todo lo que ha hecho para que esta visita fuese algo grandioso…

Las visitas han sido múltiples, Jaén, Linares, Úbeda, Baeza…visitar la Catedral de Jaén con su impresionante coro, poder venerar y contemplar muy cerca el Santo Rostro, orar en la capilla de la patrona de Jaén... la belleza de Baeza y de Úbeda con sus monumentos y sus calles tan recogidas...

Y la meta y el motivo de toda esta aventura... Linares, con Santa María y la urna con las reliquias de Lolo, poniendo a sus pies varias intenciones que llevaba en el corazón en ese momento…poder visitar el piso donde vivió y murió, conocer a tantas personas vinculadas a la fundación Amigos de Lolo y visitar la sede de la fundación…

Para mi lo más rico, importante e impresionante de todo el viaje han sido varias cosas, aparte de lo ya dicho; el poder visitar ese piso “ordinario” donde ha ocurrido algo tan extraordinario como la vida de un santo… verdaderamente me impresionó ver que la casa es una casa normal y corriente como hay tantas casas aún habitadas… quiero decir que, las casas natales o donde murieron muchos santos están ya adaptadas para las visitas de peregrinos, y ya no tienen ese “toque” cotidiano… en el piso de Lolo te esperas que en cualquier momento aparezca Luci por la puerta de la cocina con unas pastas o un café… por eso al estar allí pensaba en esas palabras de Luci sobre Lolo cuando decía que, "Lolo hacía que vivir lo extraordinario pareciese ordinario", y yo pensaba, este es un lugar ordinario donde se ha vivido algo extraordinario…para mi, toda una experiencia de sencillez

Las personas a las que he podido conocer en este viaje, son todos amigos de Lolo, personas que le han conocido en vida o que, desde el primer momento, han tenido muchísimo contacto con su hermana Luci… lo que hace que Lolo sea un Beato vivo… estas personas no me han contado la vida DE Lolo, te cuentan su vida CON Lolo, de nuevo la sensación es que en cualquier momento Lolo va a aparecer por la puerta de alguna sala y te lo van a presentar en ese mismo momento y va a seguir él contándote su vida…

Este es el gran regalo que me he traído de vuelta a tierras castellanas, además de unas cuantas bolsas repletas de libros, estampas y material diverso para difundir la figura y vida de Lolo, el regalo de la presencia, viva desde Dios, de Lolo, en esa bendita tierra de Linares y Jaén; la experiencia de conocer a un santo de nuestros días y para nuestros días.

www.amigosdelolo.com, 14/03/2015