Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«No hay nada en el Universo que pueda situarse a la altura del corazón humano»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Alejandro Fernández Pombo

"Qué alegría cuando haya llamado Alejandro a la puerta del cielo… Seguro que Dios mandó al Beato Lolo: Lolo, vete a abrir la puerta y que haya muchos ´signos´ a la entrada; adorna la puerta con muchos periódicos, con linotipias antiguas, con computadoras modernas, con antenas de emisoras y pantallas de internet, que haya mucho color y muchos tamaños de letras... porque llega otro periodista y él en la tierra tomó la pluma en ristre y se puso a predicar el Evangelio…con un periódico en la mano."

Me acuerdo de Alejandro Fernández Pombo la última vez que hablé con él por teléfono. Hace dos meses: le hablé de la preciosa y maravillosa tesis doctoral que está ultimando María Solano Altaba sobre los más de 400 artículos de prensa que escribió Lolo. Me decía Alejandro con una voz de hilo, pero con mucha ilusión: ¿Podré leerla pronto?

Alejandro conocía a Lolo. Y ¡bien que lo conocía! Y desde ‘pronto’ se conocieron. Más aún; me atrevería a decir que Alejandro ‘descubrió’ al periodista Lolo. Él contaba la anécdota de que, cuando en “Signo”, el semanario de A.C. Nacional, se recibía el periódico “CRUZADA”, de la Juventud de A.C. de Linares… él se preguntó y se respondió: ¿Quién es éste Lolo de esta revista de Linares? ¡Qué bien trabajada está esta revista! Y Alejandro ‘fichó’ a Lolo.

No faltó la presencia de Alejandro en aquel homenaje a Lolo en Linares el 27/28 diciembre 1969 cuando, en frase de Alejandro, “Linares se convirtió por dos días en la capital nacional del periodismo en torno a Lolo”. 

Ni faltaron sus palabras cariñosas y su disponibilidad en la Asociación Nacional de la prensa, que él presidía en el año 2000, para convocar en la sede nacional a los periodistas y presentar a Lolo y las obras de Lolo reeditadas.

Ni faltó en Murcia, con su esposa María Teresa, (vedlo en la “manual “SINAI” que se adjunta) en la Universidad de S. Antonio en aquel cursillo en que también se presentó a Lolo como maestro de periodistas; allá que se fue Alejandro y ahí queda también el testimonio gráfico.

Ni regateó un minuto, como siempre hizo, para escribir un prólogo a los “41 artículos de prensa del Siervo de Dios” (Córdoba 1999), en el que puso como título: “Para un amigo compañero en la prensa, que veía las estrellas también de día”. Es que Lolo había escrito un libro: “Las estrellas se ven de noche”. Y firmó el prólogo: Alejandro Fernández Pombo, Ex director de Signo, semanario de la JACE. El presidente nacional de la Prensa no encontró, en su curriculum, otro título más honrado y honroso que poner junto a su firma. ¡Era y es ‘grande’ este hombre que se nos ha ido ya con Lolo!

Ni faltaron sus palabras emocionadas en cariño desbordante, en aquel retrato fiel del ‘amigo compañero Lolo’ que Alejandro nos dibujaba en la víspera de la Beatificación en Linares, en aquel teatro que rebosaba en la espera del día de la Beatificación.

La Asociación de Amigos del Beato Manuel Lozano Garrido no podía estar ausente en este momento de dolor (pero que es Pascua para Alejandro).

Dios derrama sus bendiciones en forma de hombres y mujeres en nuestra tierra. Y Alejandro era una ‘bendición de Dios’. Así, sin más que añadir. 

Por ejemplo: ¿Cuántas gracias de Dios a través de Alejandro con la publicación semanal de “Signo”? A Lolo se le ocurrió escribir: “A mí me formó más SIGNO que los círculos de estudio, sin que esto desmerezca de ellos” (Signo 771).

Qué alegría cuando haya llamado Alejandro a la puerta del cielo… Seguro que Dios mandó al Beato Lolo: Lolo, vete a abrir la puerta y que haya muchos ‘signos’ a la entrada; adorna la puerta con muchos periódicos, con linotipias antiguas, con computadoras modernas, con antenas de emisoras y pantallas de internet, que haya mucho color y muchos tamaños de letras... porque llega otro periodista y él en la tierra tomó la pluma en ristre y se puso a predicar el Evangelio…con un periódico en la mano.

Ea. Alejandro: desde ese SINAÍ tan alto que es el cielo ya sois más para orar por los periodistas, que al irte tú se han quedado más… ricos porque ahora te tienen como maestro, y además como intercesor ante el Señor. ¡Ah!. Recuerdos grandes a Lolo. Dile muchas cosas de nuestra parte. Y no os olvidéis de ir escribiendo con letras de cielo el Decálogo del periodista…

Ya sabes que en la Asociación tenemos un cuadro de honor de ‘periodistas amigos de Lolo’. Y que tú estabas allí. Pues de parte de todos los miembros y de la directiva de la Asociación de amigos de LOLO, te pedimos un abrazo a ti (que nosotros no alcanzamos a dártelo, ¡y tú, goza de Dios!

Rafael Higueras Álamo

Artículo original en este enlace
Este artículo ha sido incorporado al Dossier de prensa digital que pusimos en marcha el pasado 05/09/2012, celebrando el Aniversario de bautismo de Lolo.

Puedes consultar dicho Dossier desde este enlace.
www.religionenlibertad.com, 16/08/2013