Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«¡Qué grandes con Dios, qué Dios más grande!»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

El Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Este libro recoge los comentarios escritos por D. Rafael Higueras Álamo, postulador de la Causa de Canonización de Lolo, al elogio de la Carta Apostólica de Benedicto XVI, declarando Beato a Manuel Lozano Garrido.

Prólogo del libro

Un cierto pseudopesimismo se va arrastrando a lo largo de la historia del Cristianismo. La expresión los calamitosos tiempos que vivivmos, ha resonado en los púlpitos y las homilías de todas las épocas. Hoy, apoyada, además, por el peso de la Estadística, tan valiosa para la Sociología o la Economía, que miden, por ejemplo, si disminuye, o no, el número de los practicantes... Pero las estadísticas exigen una clasificación previa: aquí los practicantes y allá los no practicantes: vamos a contarlos. Exactamente lo que irritó tanto a Cristo que reprendió duramente a los que querían ir a separar el trigo de la cizaña. Sencillamente porque se equivocarían. Esa no es su misión, sino del Padre Celestial. En ningún lugar del Evangelio Cristo pondera el número de su “pequeño rebaño”.

Cristo pide y mide y nos enseña a valorar otra cosa. Que se llama santidad, invisible a la Estadística. Nuestra época es mejor o peor que otras, según la santidad que circule por las arterias de la Iglesia y del mundo.

De ahí la importancia de conocer, elevar y mostrar la realidad de los santos.

Y, hoy, hay santos. Y, en todas las épocas, los ha habido. Y ellos forman la inmensa muchedumbre, que viene de todo tiempo y lugar, y que blanqueó sus vestiduras en la sangre del Cordero.

Y la Iglesia, con el magisterio cierto que el mismo Jesús le concedió, nos proclama constantemente la esplendorosa realidad de la existencia de santos; de santos nuestros, de santos actuales.

Es lo que acaba de suceder en un pueblo español, Linares, el pasado 12 de junio. Y, además, un santo, un beato especial, original, notable: Manuel Lozano Garrido, “Lolo”. Era la primera vez que un periodista subía a los altares sin ser mártir. Y era un prodigio humano ver que un hombre crucificado hasta el extremo en el dolor, era faro esplendoroso de alegría, de gozo. Y de mirada optimista sobre el mundo y sobre los hombres.

Cuando todos los periódicos del mundo se llenan principalmente de noticias dolorosas, sombrías, negras o sucias, este periodista, dolorido en extremo, llena sus artículos y libros de bondad y optimismo y se extraña de que tarareemos –escribe- las canciones de la radio y no se nos pegue el sonido de gloria del Universo.

Es natural que quienes tuvieron el privilegio de conocer, tratar y estudiar a fondo la persona y la personalidad del nuevo beato, sientan la necesidad y la emoción de gritarlo a los cuatro vientos, de publicarlo. Y, en esa responsabilidad y ese impulso, nadie como quien le conoció y dirigió espiritualmente, quien le asistió en el momento de partir hacia el Padre y quien ha tenido el honor de cargar con el esfuerzo de llevar a término el proceso, minucioso, que la Iglesia exige para proclamar beato a alguno de sus hijos. Es D. Rafael Higueras.

En estas páginas, querido lector, D. Rafael toma el documento, solemne y cargado de contenido, que firma el Vicario de Cristo, para proclamar a Manuel Lozano Garrido, beato, y lo comenta y saborea con sus recuerdos y su conocimiento de “Lolo”.

Un gozo para el espíritu. Una luz sobre los falsos pesimismos: ¡Existe la santidad en nuestro mundo! ¡Existen los hombres santos que, iluminados desde dentro por Dios, proclaman su gloria con sus palabras, sus escritos y sobre todo con su vida!.

Prólogo escrito por Venancio Luis Agudo

www.amigosdelolo.com, 20/12/2010