Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Cada hombre es un sistema planetario de vocación, aspiraciones e ideales, girando en torno al astro del corazón que las calienta y vivifica»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

El Concilio Vaticano II en la vida del Beato Manuel Lozano

El próximo día 11 octubre 2012, se cumplen 50 años del inicio del Concilio Vaticano II (1962); y ese mismo día se cumplen también 20 años de la publicación de uno de los más espléndidos frutos de ese Concilio: El Catecismo de la Iglesia Católica (1992).

Benedicto XVI ha publicado una carta (Porta fidei: La puerta de la fe; 11 octubre 2011) declarando que, durante todo este año que va del 11 octubre 2012 al 24 noviembre 2013, día de Cristo Rey, se celebre el año de la fe tomando en todas sus actividades como punto de referencia esos dos acontecimientos. Se nos urge, por tanto, a un estudio paciente, continuo, sin pausa pero reflexivo, de los documentos conciliares y de ese texto fundamental para la fe católica que es el CATECISMO.

Desde que se hizo el anuncio de  tal celebración del año de la fe y de su motivación por los 50 años del concilio, recordé con alegría y gozo aquellas muchas horas que tuve la suerte de pasar En mesa redonda con Dios, junto a El sillón de ruedas, de Lolo.

José Luís Martín Descalzo había tenido la deferencia con Lolo de enviarle cada día la crónica desde Roma, que él publicaba en La Gaceta del Norte, durante aquel trimestre final de los años 1962, 63, 64 y 65 que duró la celebración del Vaticano II. Y José Luís tenía para Lolo el gran regalo de venirse con él varias veces a Linares en los meses entre sesión y sesión conciliar de aquellos cuatro años.

Es imposible contar la alegría de Lolo en aquellas  largas horas (que pasaban sin embargo veloces), en animada charla de amigos que aman a la Iglesia… y deseaban tomar el pulso a aquel momento histórico. Como aquel ‘beberse’ las crónicas del día a día conciliar, pidiendo más información,  buscando comentarios a cada tema que estudiaban los obispos en Roma…

Al anunciar  Benedicto XVI este ‘año de la fe’ pensé que un “homenaje a Lolo”, por aquellos días de su vida del trimestre final de cada uno de los años 1962, 63, 64 y 65; y a la vez una riqueza para los que lo leyeran podía ser ‘colgar’ cada día en la web www.amigosdelolo.com  una sección que podría titularse: Esto leía Lolo hoy hace 50 años, cuando se celebró el Vaticano II. Y reproducir día a día, aquellas deliciosas crónicas de Martín Descalzo que pusieron en pie de esperanza la ilusión de tantos y tantos como tuvimos la suerte de leerlas y vivir aquel magnífico acontecimiento de la vida de la Iglesia. ¡Y entre tantos que lo vivieron… está Lolo!

Puedo dar fe de cómo Lolo, en su inmovilidad ‘absoluta’, sin embargo ‘saltaba’ en el sillón y decía tantas veces: Esto, esto es lo que yo esperaba… Cuando el esquema de apostolado seglar, (él que fue un activo militante de la Juventud de Acción Católica); o  cuando el estudio del tema sobre los Medios de Comunicación (él,  de vocación de periodista hasta los tuétanos); o cuando el esquema de Ecclesia (él, que sintió pasión por sentirse  -como Sta. Teresa- “Hijo de la Iglesia”. O cuando se trataba de la Virgen Nuestra Señora (él, que cada día rezaba el rosario a Sta. María).

Es apasionante leer las declaraciones de los testigos sobre este tema del seguimiento que el Beato Manuel Lozano hizo del Vaticano II.

Y así, como un homenaje a Lolo y un servicio a los lectores, deseamos hacerlo desde la web www.amigosdelolo.com  a partir del día 11 de octubre 2012. Supondrá un trabajo continuo y difícil, pero creemos que merece la pena. Podréis leer SEMANALMENTE: Vaticano II:lo que Lolo leía hace 50 años”, lo que el Beato Manuel Lozano vivía en su corazón acompasado al ritmo de la Iglesia.

Me parece que aquella amistad fraterna de Lolo y Martín Descalzo puede producir ahora frutos. En ambos estaba la pasión por la Iglesia y el deseo de servirla. Dios nos conceda esa misma actitud a nosotros ahora, cuando ya han pasado 50 años; pero la Iglesia sigue siendo como entonces, como desde hace 20 siglos la Esposa amada de Jesucristo y  la  fuente de la gracia de Dios, pues Él sigue salvando a través de la Iglesia y de los sacramentos de Cristo que Él puso en manos de la Iglesia.

Rafael Higueras Álamo
Consiliario de la Asociación de Amigos de Lolo

Rafael Higueras Álamo, 06/10/2012