Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Cada día, confiésame mi ignorancia de Dios, dame conciencia de ser analfabeto. Un párvulo de esencia de Dios es lo que soy»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Encuentro de la Hospitalidad de Lourdes en Linares

Eran las 11 de la mañana del pasado 6 de Diciembre cuando empezaron a llegar al templo de Santa María de Linares miembros de la Hospitalidad de Lourdes venidos de nuestra provincia y de Granada con el objetivo de tener un rato de oración junto a los restos de su hermano en la enfermedad, el Beato Manuel Lozano Garrido, nuestro muy querido "Lolo".
D. José Utrera, vicepresidente de la asociación amigos de Lolo, dirigiéndose a los asistentes al encuentro

El lugar de encuentro fue  la capilla del antiguo Sagrario en el que, delante de la Santa Cena que se procesiona en Semana Santa, estaba la gran custodia con el Santísimo.

El encuentro se inició con una oración íntima y profunda dirigida por miembros de la Hospitalidad de Lourdes. Después un amigo  les habló de cómo era Lolo en su juventud, de la evolución de su enfermedad y de la transformación de sus dolores en alegría, una evolución que se produjo en Lolo de forma muy especial.

Orando ante las reliquias de Lolo

Cuando sacaron los restos de "Lolo" del cementerio para trasladarlos a esta iglesia de Santa María, los forenses emitieron un informe en el que literalmente decían :"A la vista de las deformaciones oseas podemos afirmar que Lolo fue un dolor viviente".Con el tipo de enfermedad que padecía Lolo" lo que se desea es la muerte, pero la "respuesta" a esa "tentación" fue una meditación íntima y profunda que le llevó a descubrir que el dolor no es solo y exclusivamente consecuencia del pecado del hombre, sino más bien un estado intermedio de purificación, ya que la voluntad de Dios es el perdón universal y la salvación del hombre.

Y esto no quiere decir que "Lolo" fuera un masoquista: "¡Qué dura es la angustia! aunque, qué voy a decirte yo que Tú no sepas....."   (escribe "Lolo" en uno de sus libros).

Lolo le teme al dolor, como le teme a la muerte pero cuando descubre el valor sobrenatural del sufrimiento, lo acepta y lo ofrece solidariamente con los que sufren como él,  es  cuando en "Lolo" se  produce el gran milagro de transformar el dolor en alegría; una alegría que compartía y nos daba  a los que tuvimos la suerte de ser sus amigos.

"Lolo" decía que "Cristo está en todos los que sufren, y si no lo vemos delante de nosotros es porque está a nuestro lado, llorando también con nosotros" "Desde que Cristo lloró en un olivar, las lágrimas redimen"

El gran milagro de "Lolo" fue transformar el dolor en alegría, por eso en Mayo de 1.958, cuando el tren de la esperanza lleno de enfermos lo lleva a Lourdes, al verse en la gruta ante la Señora le dice: "Te ofrezco la alegría, la bendita alegría, la fecunda alegría"...

Orando ante las reliquias de Lolo

Después de una emocionada oración todos los asistentes, algunos en sus sillas de ruedas, se acercaron  a la capilla donde reposan los restos del primer seglar no mártir que ha sido beatificado en los últimos siglos en España y, emocionados, se despidieron del Beato Manuel Lozano Garrido, nuestro muy querido "Lolo" que desde el cielo nos sigue ayudando y de manera muy especial a los que, como él , tienen algún padecimiento.

Asociación Amigos de Lolo, 19/12/2012