Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«El Creador se puso a ver dónde depositaría su corazón al venir a la tierra y eligió a una madre»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Hoy celebramos al patrón de los periodistas: San Francisco de Sales

"Golondrina, todos los días, sin faltar uno, recuérdame la primavera y ayúdame a rezar, cada mañana, la hermosa letanía de la esperanza" (Manuel Lozano Garrido, Lolo)

Hoy, viernes, 24 de enero, es la memoria litúrgica de San Francisco de Sales, el patrono de los periodistas y escritores católicos. San Francisco de Sales, francés del siglo XVII, vivió en el corazón de la reforma protestante como obispo católico en la calvinista Ginebra.

Es destacado autor de espiritualidad y de vida cristiana y fundador e inspirador de Congregaciones Religiosas. Calificado como "uno de los más fieles trasuntos del Redentor" y de él dijo San Vicente de Paúl que fue "uno de los hombres que mejor ha imitado al Hijo de Dios en su vida mortal".

Escritor, predicador, comunicador 

San Francisco de Sales escribió más de 30.000 cartas, con ágil y fresco estilo literario -hoy diríamos que periodístico-, en las que sobresalió como espléndido comunicador de valores cristianos y humanos. 

Asimismo introdujo la praxis de dirigirse a los fieles mediante unas hojas u octavillas -como precedente de los modernos medios de comunicación-, que se distribuían en los hogares. Predicaba también constantemente y así nos sabemos, por ejemplo, que en un mes predicó 180 sermones.

Destacó por su hondura intelectual, por su calidad humana, por su profundidad religiosa, por su celo pastoral, por su exigencia espiritual y ascética, por sus intuiciones y sentido práctico, realista y concreto. Es el santo del amor de Dios en las distintas circunstancias de la vida, de diálogo permanente y con todos, de la santificación a través de la vida cotidiana, de la sencillez, de la ternura, de la humildad, de la alegría, de la esperanza, de la paz interior.

Cercano y servidor de los demás

Dotado de grandes aptitudes comunicativas y dotes psicológicas para conocer y acompañar a las personas, sus escritos y sus predicaciones sobresalían por su adaptación a los fieles, por sencillez y profundidad, por su estilo literario y periodístico pulido, cuidado, hermoso, cercano, y por su excelente magisterio.

Fallecía a los 55 años de edad en 1662 y tres siglos después el Papa Pío XI lo declaró patrono de los periodistas. Su testimonio y ejemplo siguen siendo actuales. Es un santo moderno que nos recuerda la primacía del amor de Dios y la necesidad de transmitirlo desde la propia vida y a través de la sencillez, la alegría y la dulzura mediante todos los medios posibles a nuestro alcance. Entonces, con cartas, sermones y octavillas; ahora a través de los medios de comunicación social.

Los periodistas celebramos hoy la fiesta de nuestro patrón, san Francisco de Sales, "el hombre que mejor ha reproducido al Hijo de Dios sobre la tierra", en palabras de San Vicente de Paul.

Y ¿por qué su patronazgo sobre los periodistas? 

Porque afronta el mundo hostil que le rodea, no se da por vencido ante las dificultades, y con las iglesias vacías, decide escribir en hojas sueltas lo que piensa decir el domingo siguiente. Después va de casa en casa y las echa por debajo de la puerta: "Ya que no me quieren escuchar, al menos que puedan leerme". De aquellas sencillas hojas nace un libro que se publicó más tarde con el título de "Meditaciones sobre la Iglesia" o "Controversias".

Idea genial que revela a Francisco de Sales, no sólo como un gran escritor, padre de la lengua francesa, sino como un profeta del periodismo que hace llegar a todos mediante un lenguaje atractivo y sencillo el mensaje de la verdad. Su distintivo es el amor, y un amor que llega hasta el final: amar a los enemigos.

Cuando Manuel Lozano Garrido “Lolo”, el periodista amigo que está en los altares, presentía que se acercaba su hora y para él comenzaba su primavera, nos dejó este hermoso pensamiento: "Golondrina, todos los días, sin faltar uno, recuérdame la primavera y ayúdame a rezar, cada mañana, la hermosa letanía de la esperanza".

Desde la Vicaría de Comunicación del Obispado de Jaén felicitamos a todos los compañeros periodistas de nuestra provincia que, en medio de la crisis económica que tan duramente está afectando a esta profesión, siguen adelante con ánimo, difundiendo la verdad y “la hermosa letanía de la esperanza".

Artículo original en este enlace
Este artículo ha sido incorporado al Dossier de prensa digital que pusimos en marcha el pasado 05/09/2012, celebrando el Aniversario de bautismo de Lolo.

Puedes consultar dicho Dossier desde este enlace.
www.diocesisdejaen.es, 24/01/2014