Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundaci髇 Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático de la verdad en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Mi sed es de Ti, Se帽or, 驴por qu茅 has de darte siempre con cuentagotas?»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Colabora jugando la loter铆a de Navidad con la Fundaci贸n beato Lolo

Premios Lolo de Periodismo Joven

Laura M. Otón, IX Premio Lolo de Periodismo Joven Irene Pozo Hernández, VIII Premio Lolo de Periodismo Joven José Beltrán Aragoneses, VII Premio Lolo de Periodismo Joven Cristina Sánchez Aguilar, VI Premio Lolo de Periodismo Joven Laura Daniele, V Premio Lolo de Periodismo Joven Samuel Gutiérrez, IV Premio Lolo de Periodismo Joven Pedro J. Rodríguez, III Premio Lolo de Periodismo Joven Pablo J. Ginés, II Premio Lolo de Periodismo Joven María Gómez Fernández, I Premio Lolo de Periodismo Joven
Colabora jugando la loter铆a de Navidad con la Fundaci贸n beato Lolo

La silicosis vencida

Manuel Lozano Garrido
Revista Vida Nueva (sf, aproximadamente 1966)

Cuando uno ha nacido en una ciudad minera y lee noticias como 茅sta, le parece como si estuviera saliendo de una larga y enorme pesadilla. A ver si no lo es empezar a vivir y tener siempre entre los amigos chavales de mandiles negros. Nunca se me olvidar谩 aquella cola a la hora de cobrar, los s谩bados, ante la Casa de la Munici贸n de Linares, donde tiene su sede la direcci贸n de la mina m谩s importante de la zona. Esperar y toser los hombres, toser y esperar siempre. La dura tos de los mineros, la dolorosa y gloriosa tos de los mineros.

Y resulta que, de pronto, un periodista de Bonn lanza la noticia en cr贸nica de un diario madrile帽o. 驴Qu茅 hay de cierto o posible en el聽 鈥淧-202鈥 y qu茅 de infundado?

Tengo ante m铆 al hombre que es hoy, sin duda, la primera autoridad espa帽ola en la lucha sanitaria contra la silicosis, el doctor D. Jos茅 Leal y Leal, especialista en enfermedades cardiopulmonares, director del Dispensario de Silicosis de Linares; lleva m谩s de cuarenta a帽os consagrado a la lucha contra las enfermedades de las minas. Su dedicaci贸n le ha impulsado, incluso, a largos desplazamientos por el extranjero, para conocer nuevas t茅cnicas y participar en numerosos Congresos y Simposium聽 internacionales.

- Doctor Leal, 驴qu茅 es eso del 鈥淧-202鈥?

- Un medicamento, sin duda, de gran alcance en la lucha contra la silicosis. Mis noticias son bastante alentadoras. En 1963, hace apenas tres a帽os el doctor Schlipk枚ter, de D眉sseldorf, present贸 en el Congreso que celebramos en San Remo (Italia) un interesant铆simo informe de las investigaciones que 茅l ven铆a realizando, en su pa铆s natal, Alemania. Entonces se trataba simplemente, de experiencias聽 sobre c茅lulas cultivadas聽 鈥渋n vitro鈥 sobre la mesa de laboratorio. Su punto de partida es una composici贸n llamada cient铆ficamente el O-N-Polivimil-Piridma y a la que ya se empieza a designar com煤nmente como el 鈥202鈥.

- 驴Supone el 鈥202鈥 la franca curaci贸n de todos los silicosos?

- Oh, no; vayamos por partes. Tenga en cuenta que la silicosis no es una enfermedad de tipo vir谩sico o microbiano sino una petrificaci贸n motivada por la ingesti贸n respiratoria del polvo producido en las minas durante la extracci贸n. Castigada por la s铆lice, las c茅lulas de los bronquios tienden a una momificaci贸n. La actividad del 鈥202鈥 depende de las producciones que el mal haya causado en ese proceso de dureza, pero, aun en estos casos, si no la curaci贸n, la detenci贸n del proceso. Que ya es bastante.

- 驴Cu谩l es, entonces, el objetivo eficiente del 鈥202鈥?

- Los procesos de iniciaci贸n y a煤n las primeras fases definidas de la enfermedad. El 鈥202鈥 seg煤n聽 parece act煤a聽 desescamando la s铆lice y liberando la c茅lula.

- 驴Cu谩ntos silicosos hay en Espa帽a?

- Reconocidos, pensionados, como unos diecisiete mil. La regi贸n m谩s afectada es Asturias. En 聽esta zona de aqu铆 habr谩 como unos 500 pensionados.

- 驴Es Espa帽a el pa铆s de m谩s enfermedades mineras?

- No. A la cabeza est谩n Alemania -2.000 casos nuevos al a帽o s贸lo en el Ruhr- e Inglaterra. A su vez, hay un 铆ndice notable en Italia y Francia, en aquellas naciones he conocido,聽 incluso, casos de bastantes ingenieros afectados.

Nunca se ha dado hasta ahora un caso de regresi贸n favorable en el proceso de una enfermedad de las minas. El Doctor Leal y Leal me lo confirma y, casi enseguida le digo:

- 驴Me permite doctor una pregunta, tal vez indiscreta?

脡l, asiente.

- Si es as铆, 驴por qu茅 existiendo ya dict谩menes oficiales en la zona se han hecho en Madrid rectificaciones, pasando, a un hombre, por ejemplo, de un segundo grado de silicosis a un primero, o de un tercero a un segundo?

- En la modificaci贸n que se ha hecho a la reglamentaci贸n con fecha 8 de abril de 1964, se tiende a evitar cualquier interpretaci贸n personal en materia tan delicada como es la peritaci贸n de enfermedades profesionales. Se establecen tribunales provinciales, con una Junta M茅dica Central聽 asesora, con lo que se ha dado un gran avance. Es de esperar que esto contribuya a la aclaraci贸n del confusionismo.

- 驴En qu茅 plazo de tiempo cristaliza habitualmente una silicosis?

- No es posible determinarlo con exactitud, ya que influye, de un modo distinto las naturalezas y las disposiciones de los individuos.聽 La enfermedad no es hereditaria pero s铆 existe una mayor o menor facilidad de afectaci贸n, seg煤n los elementos humanos. De dos personas que trabajan siempre juntas, en el mismo lugar, id茅ntico tiempo y semejante esfuerzo, una puede ser da帽ada y la otra, en cambio, no. Depende de sus resistencias org谩nicas, como tambi茅n de su recurso.

- 驴C贸mo se podr铆a plantear la nueva lucha contra la silicosis?

- El 鈥202鈥 podr铆a acabar con todos los procesos iniciales y a煤n con muchos otros. Insisto, a su vez, en los Sanatorios de silicosos y en su labor de rehabilitaci贸n. Se ha dicho que ya no eran necesarios y, por lo mismo, lleva a帽os en suspensi贸n el que est谩 radicalmente terminado en las afueras de Linares. Se puede hacer mucho desde estos centros fundamentales, incluso ampli谩ndolos bajo un concepto de investigaci贸n, cosa en la que se ha hecho bien poco en Espa帽a. Centros as铆, enclavados en zonas neur谩lgicas, podr铆an anticipar much铆simos resultados y soluciones. Algo, tambi茅n importante, pudieran cubrir tambi茅n los preventorios infantiles. La silicosis no es contagiosa pero degenera muchas veces en tuberculosis y los ni帽os suelen ser el blanco predilecto de estas derivaciones.

Beato Manuel Lozano Garrido, 19/08/2015