Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Lo esencial para nosotros es un destino feliz y eterno, y detenerse en un goce humano es hacer ya una meta de lo que sólo es un espejismo pasajero y comprobable»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Entrega de los premios Bravo 2009

'Que nos ayude a lograr estos objetivos el primero de los premiados con el Premio ¡Bravo! de Prensa, en concreto en 1971, el periodista Manuel Lozano Garrido, que será beatificado, si Dios quiere, en este año de 2010 que hemos iniciado. Nos llena de orgullo contar con un colega en los altares'. (Monseñor Joan Piris Frígola)

La Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS) entregó, el pasado 27 de enero, los premios ¡Bravo! 2009. Dicho acto tuvo lugar en la sede de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Les presentamos un breve extracto del discurso de bienvenida –Comunicación y Solidaridad-que Monseñor D. Joan Piris Frígola, Presidente de la CEMCS y miembro del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales,  ofreció en este acto.

"Premios ¡Bravo! 2009, con los que queremos mostrar, un año más, nuestro aprecio al mundo de la comunicación y reconocer la labor meritoria de todos aquellos profesionales de la comunicación en los diversos medios, que se hayan distinguido por el servicio a la dignidad del hombre, los derechos humanos y los valores evangélicos”
 
"La comunicación no es posible sin la referencia a los otros, desde el nivel básico de las relaciones interpersonales al de la vida social en el más amplio sentido. La solidaridad tampoco podría llevarse a cabo sin la comunicación que da a conocer y aproxima el sufrimiento de los demás, hasta sentirlo como propio y familiar. (…)¡Qué oportuno es -por esto mismo- recordar y alabar este buen hacer cuando muchas veces, por desgracia, nos invaden desde los medios de comunicación mensajes superficiales o modelos que responden a una visión distorsionada de la persona, de la familia, y de la misma sociedad, o nos entretienen por los caminos evasivos de una existencia humana convertida en espectáculo, neutralizando así todo verdadero compromiso personal y social!"
 
"Como nos advierte el Papa Benedicto XVI en su encíclica Caritas in Veritate, el mero hecho de que los medios “multipliquen las posibilidades de interconexión y de circulación de ideas, no favorece la libertad ni globaliza el desarrollo y la democracia para todos. Para alcanzar estos objetivos se necesita que los medios de comunicación estén centrados en la promoción de la dignidad de las personas y de los pueblos, que estén expresamente animados por la caridad y se pongan al servicio de la verdad, del bien y de la fraternidad natural y sobrenatural”"
 
"Me van a permitir, que me detenga en unas breves y obligadas referencias. En primer lugar al Premio ¡Bravo! Especial de este año: el sacerdote, escritor y periodista Don José María Javierre, fallecido hace poco más de un mes. Su trayectoria ejemplar de sacerdote enamorado de Cristo y de la Iglesia; su quehacer y raza de comunicador cristiano; y su servicio de escritor e historiador eclesial, así como su humanidad y pasión por la gente, hacen de él un verdadero prototipo de lo que debe ser la comunicación de la Iglesia hecha con sabiduría, alegría, audacia, libertad y fidelidad: con amor a Dios y al hombre."
 
"¡Gracias, Don José María y pida a Dios que se multiplique su ejemplo en los comunicadores cristianos, especialmente entre los sacerdotes! A ellos dedica el Papa Benedicto XVI su Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de este año 2010, Año Sacerdotal. El Santo Padre anima en concreto a que los sacerdotes utilicen las nuevas tecnologías de la comunicación como un importante recurso para su ministerio al servicio de la Palabra en la sociedad actual, la del mundo digital; a afrontar los desafíos que nacen de esta nueva cultura (la digital) que ofrece la posibilidad de alcanzar con palabras, sonidos e imágenes a las personas particulares o comunidades enteras en todos los continentes, creando así nuevos espacios de conocimiento y diálogo, y logrando proponer y realizar itinerarios de comunión."
 
"Que nos ayude a lograr estos objetivos el primero de los premiados con el Premio ¡Bravo! de Prensa, en concreto en 1971, el periodista Manuel Lozano Garrido, que será beatificado, si Dios quiere, en este año de 2010 que hemos iniciado. Nos llena de orgullo contar con un colega en los altares."
 
Finalizaba el acto con las palabras de D. Miguel Ángel Velasco, director del semanario Alfa y Omega, de la Archidiócesis de Madrid, Premio ¡Bravo! de Prensa 2009, en cuyo discurso también hubo palabras de recuerdo para Manuel Lozano Garrido ‘Lolo’:

"Iniciaba mis palabras con un recuerdo emocionado a José María Javierre que aquí está, sin estar. Quiero terminar, no podía ser de otro modo, evocando a otro periodista católico español que está a punto de conseguir el supremo Premio ¡Bravo! de la Iglesia universal: la beatificación. Era, es, uno de los nuestros: escribía y hablaba de política, economía, cultura, nacional, internacional, sucesos, cine, religión, fútbol, en fin, de la vida. Igual que nosotros, sólo que mejor. Atado a la columna de su silla de ruedas durante 30 años, nos demostró que se puede ser periodista, el mejor periodista, y santo, porque se es capaz de vivir la fe, la esperanza y la caridad de manera sublime y ejemplar, sin músicas celestiales ni angelitos tocando el arpa, siendo santo de andar por casa, pero un santazo como la copa de un pino. Cronista del amor, lo llamó Tico Medina. Sabéis que “los monseñores de Roma”, como decía Javierre, piden un texto del Evangelio para iniciar la documentación del proceso de beatificación. En el caso de Lolo, el decreto de su Causa comienza con las palabras de Jesucristo: “Vuestro gozo no os lo quitará nadie”. Así que los monseñores de Roma han reconocido en Lolo muchas cosas que vosotros sabéis igual o mejor que yo; pero, sobre todo, el perfume de su alegría cristiana, desde su silla de ruedas. A ver si conseguimos que se nos contagie."

www.amigosdelolo.com, 27/01/2010