Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Hablar en los periódicos de todo, con lealtad y valor, es purificar la necesidad que existe en todos los hombres de conocerse entre sí y expresarse en su afán de verdad»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo

Un año de la beatificación de Manuel Lozano Garrido, 'Lolo'

El pasado 12 de junio 2010 fue beatificado en Linares Manuel Lozano Garrido, “LOLO”. Se ha cumplido por tanto un año de tal Declaración.
Con este motivo y como final de este 1er aniversario, el Santo Padre ha concedido indulgencia plenaria a quienes, durante el último mes (desde 12 mayo a 18 junio) visitaran y oraran en el templo de Santa María de Linares, donde están las reliquias del nuevo Beato.

En esta fecha del 18 de junio, sábado, el Obispo de la Diócesis, D. Ramón del Hoyo López, ha presidido la celebración de la Eucaristía, en Sta. María de Linares,  que cerraba las especiales conmemoraciones de este aniversario.

Comenzó este acto litúrgico con una breve procesión con las reliquias de Lolo; a continuación se bendijo por el Obispo la primera imagen esculpida de Lolo. Al final de la Misa, concelebrada por sacerdotes de Linares y de otros lugares de la Diócesis, el Obispo impartió la Bendición Papal con indulgencia plenaria, según se había concedido para esta celebración. Actuó la coral “Musicalma” que al final interpretó el himno a Lolo, compuesto por José Gregorio Trujillo Paredes.

La escultura es obra de Manuel López, escultor domiciliado en Andújar y autor de múltiples y muy logradas piezas de arte litúrgico. La consecución de una imagen del Beato Manuel Lozano era realmente una tarea muy difícil. Lolo es cercano en el tiempo y aún viven muchos que le conocieron. Su enfermedad y vida llena de dolores le santificaron. “La enfermedad fue la causa de su santificación; el dolor fue su cátedra”, decía el decreto que declaraba sus virtudes heroicas. Pero la influencia tremenda del dolor en su cuerpo no impidió la belleza de su perfil espiritual. Lograr la perfecta armonía entre ambos aspectos (físico y espiritual) era un reto. Y ello lo ha conseguido magníficamente el escultor Manuel López, en la imagen bendecida por el Obispo en la mencionada celebración, con asistencia de incontables fieles de Linares y de otros lugares de la Diócesis y de España.

www.revistaecclesia.com, 19/06/2011