Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundaci髇 Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático de la verdad en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Lolo se dedicaba a ser cristiano, se dedicaba a creer»
- Jos茅 Luis Mart铆n Descalzo -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 

Premios Lolo de Periodismo Joven

Laura M. Otón, IX Premio Lolo de Periodismo Joven Irene Pozo Hernández, VIII Premio Lolo de Periodismo Joven José Beltrán Aragoneses, VII Premio Lolo de Periodismo Joven Cristina Sánchez Aguilar, VI Premio Lolo de Periodismo Joven Laura Daniele, V Premio Lolo de Periodismo Joven Samuel Gutiérrez, IV Premio Lolo de Periodismo Joven Pedro J. Rodríguez, III Premio Lolo de Periodismo Joven Pablo J. Ginés, II Premio Lolo de Periodismo Joven María Gómez Fernández, I Premio Lolo de Periodismo Joven
Segunda edici髇 del libro in閐ito del beato Lolo

La Iglesia es Apost贸lica

PAPA FRANCISCO
AUDIENCIA GENERAL
Mi茅rcoles, 16 de octubre de 2013

Queridos hermanos y hermanas, 隆buenos d铆as!

Cuando recitamos el Credo decimos 芦Creo en la Iglesia una, santa, cat贸lica y apost贸lica禄. No s茅 si hab茅is reflexionado alguna vez sobre el significado que tiene la expresi贸n 芦la Iglesia es apost贸lica禄. Tal vez en alguna ocasi贸n, viniendo a Roma, hab茅is pensado en la importancia de los Ap贸stoles Pedro y Pablo que aqu铆 dieron su vida por llevar y testimoniar el Evangelio.

Pero es m谩s. Profesar que la Iglesia es apost贸lica significa subrayar el v铆nculo constitutivo que ella tiene con los Ap贸stoles, con aquel peque帽o grupo de doce hombres que Jes煤s un d铆a llam贸 as铆, les llam贸 por su nombre, para que permanecieran con 脡l y para enviarles a predicar (cf. Mc 3, 13-19). 芦Ap贸stol禄, en efecto, es una palabra griega que quiere decir 芦mandado禄, 芦enviado禄. Un ap贸stol es una persona que es mandada, es enviada a hacer algo y los Ap贸stoles fueron elegidos, llamados y enviados por Jes煤s, para continuar su obra, o sea orar 鈥攅s la primera labor de un ap贸stol鈥 y, segundo, anunciar el Evangelio. Esto es importante, porque cuando pensamos en los Ap贸stoles podr铆amos pensar que fueron s贸lo a anunciar el Evangelio, a hacer muchas obras. Pero en los primeros tiempos de la Iglesia hubo un problema porque los Ap贸stoles deb铆an hacer muchas cosas y entonces constituyeron a los di谩conos, para que los Ap贸stoles tuvieran m谩s tiempo para orar y anunciar la Palabra de Dios. Cuando pensemos en los sucesores de los Ap贸stoles, los Obispos, incluido el Papa, porque tambi茅n 茅l es Obispo, debemos preguntarnos si este sucesor de los Ap贸stoles en primer lugar reza y despu茅s si anuncia el Evangelio: esto es ser Ap贸stol y por esto la Iglesia es apost贸lica. Todos nosotros, si queremos ser ap贸stoles como explicar茅 ahora, debemos preguntarnos: 驴Yo rezo por la salvaci贸n del mundo? 驴Anuncio el Evangelio? 隆Esta es la Iglesia apost贸lica! Es un v铆nculo constitutivo que tenemos con los Ap贸stoles.

Partiendo precisamente de esto desear铆a subrayar brevemente tres significados del adjetivo 芦apost贸lica禄 aplicado a la Iglesia.

1. La Iglesia es apost贸lica porque est谩 fundada en la predicaci贸n y la oraci贸n de los Ap贸stoles, en la autoridad que les ha sido dada por Cristo mismo. San Pablo escribe a los cristianos de 脡feso: 芦Vosotros sois conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios. Est谩is edificados sobre el cimiento de los ap贸stoles y profetas, y el mismo Cristo Jes煤s es la piedra angular禄 (2, 19-20); o sea, compara a los cristianos con piedras vivas que forman un edificio que es la Iglesia, y este edificio est谩 fundado sobre los Ap贸stoles, como columnas, y la piedra que sostiene todo es Jes煤s mismo. 隆Sin Jes煤s no puede existir la Iglesia! 隆Jes煤s es precisamente la base de la Iglesia, el fundamento! Los Ap贸stoles vivieron con Jes煤s, escucharon sus palabras, compartieron su vida, sobre todo fueron testigos de su muerte y resurrecci贸n. Nuestra fe, la Iglesia que Cristo quiso, no se funda en una idea, no se funda en una filosof铆a, se funda en Cristo mismo. Y la Iglesia es como una planta que a lo largo de los siglos ha crecido, se ha desarrollado, ha dado frutos, pero sus ra铆ces est谩n bien plantadas en 脡l y la experiencia fundamental de Cristo que tuvieron los Ap贸stoles, elegidos y enviados por Jes煤s, llega hasta nosotros. Desde aquella planta peque帽ita hasta nuestros d铆as: as铆 la Iglesia est谩 en todo el mundo.

2. Pero pregunt茅monos: 驴c贸mo es posible para nosotros vincularnos con aquel testimonio, c贸mo puede llegar hasta nosotros aquello que vivieron los Ap贸stoles con Jes煤s, aquello que escucharon de 脡l? He aqu铆 el segundo significado del t茅rmino 芦apostolicidad禄. El Catecismo de la Iglesia cat贸lica afirma que la Iglesia es apost贸lica porque 芦guarda y transmite, con la ayuda del Esp铆ritu Santo que habita en ella, la ense帽anza, el buen dep贸sito, las sanas palabras o铆das a los Ap贸stoles禄 (n. 857). La Iglesia conserva a lo largo de los siglos este precioso tesoro, que es la Sagrada Escritura, la doctrina, los Sacramentos, el ministerio de los Pastores, de forma que podamos ser fieles a Cristo y participar en su misma vida. Es como un r铆o que corre en la historia, se desarrolla, irriga, pero el agua que corre es siempre la que parte de la fuente, y la fuente es Cristo mismo: 脡l es el Resucitado, 脡l es el Viviente, y sus palabras no pasan, porque 脡l no pasa, 脡l est谩 vivo, 脡l hoy est谩 entre nosotros aqu铆, 脡l nos siente y nosotros hablamos con 脡l y 脡l nos escucha, est谩 en nuestro coraz贸n. Jes煤s est谩 con nosotros, 隆hoy! Esta es la belleza de la Iglesia: la presencia de Jesucristo entre nosotros. 驴Pensamos alguna vez en cu谩n importante es este don que Cristo nos ha dado, el don de la Iglesia, d贸nde lo podemos encontrar? 驴Pensamos alguna vez en c贸mo es precisamente la Iglesia en su camino a lo largo de estos siglos 鈥攏o obstante las dificultades, los problemas, las debilidades, nuestros pecados鈥 la que nos transmite el aut茅ntico mensaje de Cristo? 驴Nos da la seguridad de que aquello en lo que creemos es realmente lo que Cristo nos ha comunicado?

3. El 煤ltimo pensamiento: la Iglesia es apost贸lica porque es enviada a llevar el Evangelio a todo el mundo. Contin煤a en el camino de la historia la misi贸n misma que Jes煤s ha encomendado a los Ap贸stoles: 芦Id, pues, y haced disc铆pulos a todos los pueblos, bautiz谩ndolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Esp铆ritu Santo; ense帽谩ndoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los d铆as, hasta el final de los tiempos禄 (Mt 28, 19-21). Esto es lo que Jes煤s nos ha dicho que hagamos. Insisto en este aspecto de la misionariedad porque Cristo invita a todos a 芦ir禄 al encuentro de los dem谩s, nos env铆a, nos pide que nos movamos para llevar la alegr铆a del Evangelio. Una vez m谩s pregunt茅monos: 驴somos misioneros con nuestra palabra, pero sobre todo con nuestra vida cristiana, con nuestro testimonio? 驴O somos cristianos encerrados en nuestro coraz贸n y en nuestras iglesias, cristianos de sacrist铆a? 驴Cristianos s贸lo de palabra, pero que viven como paganos? Debemos hacernos estas preguntas, que no son un reproche. Tambi茅n yo lo digo a m铆 mismo: 驴C贸mo soy cristiano, con el testimonio realmente?

La Iglesia tiene sus ra铆ces en la ense帽anza de los Ap贸stoles, testigos aut茅nticos de Cristo, pero mira hacia el futuro, tiene la firme conciencia de ser enviada 鈥攅nviada por Jes煤s鈥, de ser misionera, llevando el nombre de Jes煤s con la oraci贸n, el anuncio y el testimonio. Una Iglesia que se cierra en s铆 misma y en el pasado, una Iglesia que mira s贸lo las peque帽as reglas de costumbres, de actitudes, es una Iglesia que traiciona la propia identidad; 隆una Iglesia cerrada traiciona la propia identidad! Entonces redescubramos hoy toda la belleza y la responsabilidad de ser Iglesia apost贸lica. Y recordad: Iglesia apost贸lica porque oramos 鈥攑rimera tarea鈥 y porque anunciamos el Evangelio con nuestra vida y con nuestras palabras.


Saludos

Dirijo un cordial saludo a los peregrinos de lengua espa帽ola, en particular a los grupos provenientes de Espa帽a, Argentina, M茅xico y los dem谩s pa铆ses latinoamericanos. Invito a todos a ser testigos de Cristo Resucitado y a anunciar el Evangelio a todas las personas, en comuni贸n con los Obispos, sucesores de los Ap贸stoles. Muchas gracias

www.vatican.va, 16/10/2013