Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Cada hombre es un sistema planetario de vocación, aspiraciones e ideales, girando en torno al astro del corazón que las calienta y vivifica»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 

Premios Lolo de Periodismo Joven

Laura M. Otón, IX Premio Lolo de Periodismo Joven Irene Pozo Hernández, VIII Premio Lolo de Periodismo Joven José Beltrán Aragoneses, VII Premio Lolo de Periodismo Joven Cristina Sánchez Aguilar, VI Premio Lolo de Periodismo Joven Laura Daniele, V Premio Lolo de Periodismo Joven Samuel Gutiérrez, IV Premio Lolo de Periodismo Joven Pedro J. Rodríguez, III Premio Lolo de Periodismo Joven Pablo J. Ginés, II Premio Lolo de Periodismo Joven María Gómez Fernández, I Premio Lolo de Periodismo Joven
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Una tesis doctoral sobre la ‘biografía periodística de Lolo’

Noche del 27 noviembre 2014

No creo que nadie me ‘regañe’ si digo que hoy (27 de noviembre 2014)  -en la historia de Lolo- es un día paralelo a la lluviosa , muy lluviosa tarde (12 junio 2010) en que se celebró  la proclamación de la BEATITUD, la vida y virtudes heroicas, de este linarense, el Beato Manuel Lozano Garrido.

La doctora María Solano Altaba leyendo su tesis doctoral sobre la ‘biografía periodística de Lolo’
La doctora Mª Solano leyendo la tesis doctoral ante el tribunal

Hoy se ha leído la tesis doctoral sobre el ‘periodismo’ de Lolo. Si he de ser fiel a los hechos he de decir tres palabras: la nueva Doctora, que es la Profesora María Solano Altaba; el Director de esta tesis (el Decano de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación del CEU- San Pablo, en Madrid, Dr. Francisco Serrano Oceja); y el Tribunal para esta tesis: El Doctor Javier Fernández del Moral, Presidente; y los también doctores Carmen Labrador;  Gabriel Galdón; Juan Cantabella y Francisco Cabezuelo.

Benedicto XVI firmó el Breve Pontificio que declaró las virtudes de este hombre que escribía en los periódicos, ‘nuestro’ Beato LOLO. Y estos siete hombres y mujeres han alabado -desde el análisis profundo de aquellos folios garrapateados que él escribió-  han alabado y mostrado su categoría, su ‘excelencia’ como hombre de ese mundo de la comunicación.

No seré yo quien opine sobre la altura del debate de la ‘Academia’ celebrada hoy en la Facultad del CEU-San Pablo. Intentar trascribir lo allí oído, sería para mí una temeridad y una osadía.

Tribunal para la tesis doctoral sobre la ‘biografía periodística de Lolo’
Los miembros del tribunal: Dr. Juan Cantabella, Dra. Carmen Labrador, Dr. Javier Fernández del Moral -Presidente-, Dr. Gabriel Galdón; y Dr. Francisco Cabezuelo

Sin embargo, ponderar la tesis, por el gozo de haberla leído ya hasta varias veces (por delicadeza de la autora por si alguna cosa ‘yo le pudiera corregir’), sí me hacía ver algo que hoy, cuando lo han repetido los doctores del tribunal, no tengo más remedio que decir: es una tesis hecha con verdadera pasión, pasión puesta en cada letra, en cada paso de la investigación.

No puedo dejar de subrayar dos detalles:

  • Uno sobre ‘la forma’ de la tesis (¿quién soy yo para  hablar del contenido?; y si digo este detalle de ‘la forma’ es porque el Presidente lo repitió hasta dos veces a la doctoranda: Es que Ud. escribe muy bien. Sí; ya lo he dicho antes, he leído varias veces la tesis. ¡Y está tan bellamente escrita… que es un gozo leerla!

  • El otro detalle: lo que de Lozano Garrido se dice en la tesis, ‘el fondo’ de la tesis,  -no en vano salió Aristóteles en la exposición y en el debate-, ‘el fondo’  que ha sabido condensar y defender  la profesora Solano en su trabajo, está  -permítaseme si es leve la referencia-  en esta anécdota: Al concluir ella su exposición, habla el Presidente y dice: “Profesora LOZANO”…  Al ver la sonrisa de los asistentes él añade: “Hay improvisaciones preparadas”. No comento el detalle…; lo estropearía…

Yo diría: es que el ‘gancho’ (la atracción) que Lolo ‘ejercía’ en todos los que nos acercamos a él en vida -eso fue  un regalo de Dios-, ahora lo trasmitía la nueva doctora explicando qué hizo Lolo, cómo lo hizo cuando ‘escribía y escribía’ (dictaba y dictaba)  todos aquellos cientos y cientos de papeles que ella estaba analizando en su tesis.

No puedo dejar de decir un momento de esos minutos en que María Solano defendía su tesis: fue cuando se refirió a Lucy. Dijo: ‘De ella también habría que decir que trabajó en los Medios de Comunicación, tanto como su hermano’. Es que ahora, que Lucy ha muerto, vemos qué verdad es la dedicatoria de Lolo en uno de sus libros: Ella era sus manos, sus ojos, sus pies…

¡El trabajo de la profesora Solano marca un ‘hito’ en la historia de Lozano!. Yo creo, que  no me ‘regañen’ los que lean esto, si comparo esta tesis con aquella carta pontificia que proclamaba a Lolo como ‘bienaventurado en los cielos’. La tesis de hoy ha proclamado a Lolo ‘periodista en la tierra’. Y lo ha hecho la doctoranda de tal modo que ahí quedan las palabras, la rúbrica, el debate del tribunal.

No puedo terminar sin repetir algo que remarcó el director de la tesis, Dr. Serrano Oceja: ¿Por qué se ha tomado como tema de tesis de periodismo, no el análisis de un periodista ‘de fama’, de esos tan muy conocidos…? Y él mismo se respondió: La sencillez de Lolo, su forma y fondo de escribir le hace ser un periodista ‘inocente, un periodista ‘ingenuo’: quiero decir: un periodista en estado PURO.

Yo repito otra vez: si comento esa reflexión de José Francisco Serrano Oceja aguaría  yo la bravura de ese retrato que Serrano Oceja ha hecho de aquel joven linarense que escribió al quedarse paralítico: ‘El periodista que quise ser no entró en la Escuela… pero mi vocación estaba clara desde los 15 años’ ¡Y a fuer que Lolo la cumplió!.

Gracias, María Solano. Hoy nos has dicho: “Periodistas fueron Mateo, Marcos, Lucas y Juan”; y lo decías al inicio de tu exposición. Y lo decías  -y qué bien lo han afirmado los miembros del tribunal-  para que quedara claro que ‘EVANGELISTA FUE MANUEL LOZANO’, que desde sus papeles escritos siendo ciego, cantó siempre la alegría contagiosa de que Jesús es Salvador.

Gracias, Doctora Solano. Felicidades a ti; al Director, al Tribunal.

Tesis doctoral sobre la ‘biografía periodística de Lolo’
Los miembros del tribunal, al concluir el acto, todos de pie, publicaron la nota que otorgaban a esta tesis: SOBRESALIENTE CUM LAUDE.
Rafael Higueras Álamo, 28/11/2014