Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Hablar en los periódicos de todo, con lealtad y valor, es purificar la necesidad que existe en todos los hombres de conocerse entre sí y expresarse en su afán de verdad»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Suscripción gratuita al Boletín de los Amigos de Lolo
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Trecena al Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Reseña: Colección Fe sencilla – Piedad popular.

Título: Trecena al Beato Manuel Lozano Garrido,  Lolo.

Autor: Eleuterio Fernández Guzmán

Editorial: Lulu

Páginas: 41

Precio aprox.: 3.99 € en papel – 0.99 € formato electrónico.

ISBN: 978 1326796716 papel; 978 1326796532 electrónico

Año edición: 2016

Los puedes adquirir en Lulu.

“Trecena al Beato  Manuel Lozano Garrido, Lolo”- de  Eleuterio Fernández Guzmán

Portada del libro Trecena al beato Lolo

Continuamos con la publicación de textos dentro de la Colección Fe sencilla. En este caso, abrimos el apartado dedicado a la “Piedad Popular” con una trecena dedicada al Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo.

Vayamos, pues, con la reseña.

El “Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia”, dado a luz pública en Roma en el año 2002, muestra unos principios y unas orientaciones que nos sirven para conocer el sentido propio de una piedad que, no siendo la propia de la Liturgia, muestra la riqueza espiritual de un pueblo elegido por Dios para ser el suyo a través de Jesucristo y de su Iglesia, la Católica. 

Entre las muchas posibilidades que la dicha piedad presenta, la devoción que se lleva a expresión de fe a través de las “trecenas” es buena muestra de lo que un pueblo fiel puede llevar a cabo con plena conciencia de quién es y cuál es la función que puede desarrollar.

Así, estas fórmulas de oración (en este caso a un Beato de la Iglesia católica), no desdicen, para nada, de la honra debida en exclusiva a Dios. Es decir, no se trata de un culto de idolatría porque no se pretende privar al Todopoderoso de la adoración que merece, la máxima, por ser nuestro Creador y a cuya adoración se da el nombre de “latría”. En realidad, nos encontrarnos ante un culto privado que está orientado a los santos (entiéndase el término con la mayor extensión posible) y llamado de “dulía” (“hiperdulía” si se trata de la Virgen María) que nada tiene que ver con la ya citada idolatría.

Por tanto, debemos diferenciar el culto:

1. De latría: destinado a Dios.

2. De dulía (o hiperdulía): destinado a los santos y, en especial, a la Virgen María.

3. De idolatría: destinado a una simple criatura considera como ídolo.

Pues bien, las trecenas (y, en concreto, ésta) tiene cabida dentro del culto llamado, como hemos dicho, de dulía.

La que aquí traemos tiene como destinatario al Beato Manuel Lozano Garrido, más conocido como Lolo y, como objeto, procurarnos una protección especial de parte de quien ha de estar muy cerca de Dios y puede presentarle nuestras intenciones.

La trecena tiene una estructura tal que así:

“Día-

(Intención particular para este día)

Por la señal…

Señor mío Jesucristo…

ORACIÓN INICIAL 

LO QUE DICE LOLO

Padre nuestro…

Ave María…

Gloria…

ORACIÓN FINAL”

Así, a cada día corresponde un tema determinado que como tal se indica. También corresponde manifestar, por parte de la persona orante, la intención por la que ora tal día.

Seguidamente se dicen, con fe profunda, las oraciones que, por lo común, se utilizan para dar comienzo a la piedad popular a la que sigue una Oración inicial en la que ofrecemos a Manuel Lozano Garrido la misma parte de la trecena que se está haciendo.

Posteriormente, un texto de Lolo nos ilustra sobre su pensamiento espiritual relacionado con el tema que se ha suscitado para cada día.

Y, ya, para finalizar cada uno de los días, las oraciones propias de toda expresión de piedad popular y una Oración final en la que, en esencia, pedimos a Dios que tenga en cuenta la intercesión del Beato Lolo.

Aprovechamos, como no puede ser menos, para agradecer a la Fundación “Lolo” (Con sede en Linares, Jaén, España) su impagable labor de difusión de la vida, obras y hechos espirituales de Manuel Lozano Garrido y, también, por habernos “prestado” la oración de acción de gracias con la que terminamos el libro.

Terminamos esta presentación con unas palabras del propio Beato Lolo. Nos ilustran más que bien acerca de él mismo y  se encuentran contenidas en su libro “Bien venido, amor” y, en concreto, en los puntos 47 y 48 del mismo:

“El Amor es la huella de Dios y por eso, precisamente, es por lo que el corazón del hombre se ha hecho tan tierno y tan cálido, para que en él se puedan grabar fácilmente los surcos de las yemas de Dios y ya se nos queden puros, flamantes y vivos.

Los dedos de Dios -lo sabéis, amigos- son como los caudalosos ríos que vierten la ternura de su corazón. Las rosas a que huele el agua, la caricia a que sabe y la fiebre con que se bebe, no son de la rosa, del río o los labios, sino de la vida, que al curso y al hombre le vienen de la fuente.

Yo, hermanos, traigo el horizonte a mi contorno y reverencio el ardor que me vive dentro, porque también busco en mí la redondez de  una rosa; rompo mis fronteras y me siembro en los dulces ojos de una mujer; me hago pájaro del nido de un hogar y hoguera que prende en el bosque de los hombres.

Que ¿cómo pudo ocurrir esto, si nuestro corazón es tan breve? Sí, pero también, por él, el mundo entero se le encaja dentro. Y no es que nos lo achique el desencanto, sino que, precisamente, el encanto del Amor es el que nos lo ha dilatado de tal modo que envuelve el mundo.”

Artículo original en este enlace
Este artículo ha sido incorporado al Dossier de prensa digital que pusimos en marcha el pasado 05/09/2012, celebrando el Aniversario de bautismo de Lolo.

Puedes consultar dicho Dossier desde este enlace.
Eleuterio Fernández Guzmán, 23/09/2016