Sitio Oficial del Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo

Fundación Beato Manuel Lozano Garrido
Beato Manuel Lozano Garrido, Lolo:
El primer periodista seglar elevado a los altares
"El periodista es catedrático en la universidad de la vida" (Beato Lolo)

«Si la tierra es un planeta de primer orden, no es por su tamaño, sino por el hecho singular de la presencia y libertad del hombre»
- Beato Manuel Lozano Garrido -
Únete a los Amigos de Lolo en Facebook Únete a los Amigos de Lolo en Twitter
 
Segunda edición del libro inédito del beato Lolo

Un periódico encarnado. El Cristo de una capilla de Misioneras

“Ese río de la vida que se llama  ‘noticia’”
(Beato Lolo)

Así  escribía Manuel Lozano Garrido, el Beato “Lolo”, en los años 50, en un artículo comentando la edición europea del “New York Tribune” con sus noticias impresas simultáneamente en Paris y en Nueva York –gracias a un “cerebro electrónico”-, pero publicadas y en ‘la calle’ en Europa cinco horas antes que en América.

Ayer  tuve oportunidad de rezar ante un Cristo crucificado en una capilla de unas Misioneras ‘amigas de Lolo’. No sé qué ‘carisma’ tienen estos Misioneros-Servidores del Evangelio para ‘esculpir’ cada uno de los ‘Cristos’ crucificados que hay en cada una de sus capillas. Las manos de quien mima el barro, o la pasta de papel, o la madera para modelar cada una de esas imágenes del Señor crucificado ‘saben interpretar’  de maravilla la grandeza de la misericordia de Dios manifestada en Cristo.

Uno de esos ‘Cristos’ tiene la cara a la misma altura de los ojos de quien se acerque a mirarle y parece que habla a gritos silenciosos desde esa cara. Otro tiene los brazos crucificados pero tan verticales, ‘hacia el cielo’, que  su cruz más bien parece que tiene los brazos en el techo del corazón del Padre… Y así cada uno de los ‘Cristos’ de estas capillas de las casas de los Misioneros-Servidores del Evangelio de la Misericordia de Dios.

En Linares, donde nació, vivió y murió Lolo, y donde fue Beatificado en 2010, han tenido casa las Misioneras-Servidores durante 10 años. Allí se ‘aficionaron’ a Lolo. ¿O no será que  más bien el Beato Lolo se aficionó a ellas?

Pues bien. Se cerró la casa de Linares. Ahora, su ‘nueva’ casa está en Guadalajara; es una casa de espiritualidad, que se llama ‘María Madre’.  Allí una nueva capilla, lugar de oración: Un Sagrario, una Virgen María con el Niño y ‘otro’ nuevo ‘Cristo’ crucificado.

Ese río de la vida que se llama noticia”, que decía Lolo.

¿Cómo es el Cristo crucificado de esta nueva capilla de las Misioneras?

Amigos míos. No sé que podrá estar pensando Lolo en el cielo… En ese mismo artículo suyo que he citado escribe él: El católico debe utilizar la información como una mana evangélica que se tiende.

Casi 50 años más tarde que escribiera Lolo esto, Juan Pablo II dijo que los Medios de Comunicación social son los ‘nuevos areópagos’.

Este Cristo de la nueva capilla se ha ‘esculpido’ con pasta de papel de periódicos. Algo así como si  ‘los periódicos’ se hubieran hecho ‘cuerpo santo de Cristo; algo así como si  se hubiera producido -en diminutivo- otra nueva Encarnación del Verbo. La carne de María se hizo carne de Cristo; ahora, el papel del periódico se ha hecho imagen de Cristo crucificado y hasta tal punto que la propia espalda de la imagen son unos renglones,  una ‘lectura de prensa’.

¿Cristo se ha hecho ‘periódico’? ¿O el periódico se ha hecho ‘Cristo’?

Una reflexión y noticia pequeña, pequeña que ofrezco a quienes trabajáis en los Medios. El Río de la Vida que es Jesús, puede beberse también como río de vida en cada noticia.

Rafael Higueras Álamo, 02/07/2013