1. Inicio
  2. Artículos de opinión
  3. Carta a Antonio Jerez Castro (tras su marcha al cielo, con Lolo)

El pasado jueves, marchaba a la Casa del Padre, nuestro querido Antonio Jerez -tesorero de la Asociación amigos de Lolo y administrador de la actual Fundación. Os compartimos esta carta muestra del AGRADECIMIENTO que le tenemos la enorme familia de Amigos de Lolo. DEP

Por José Utrera (vicepresidente de la Asociación Amigos de Lolo)

Me gustaría que Dios me ayudara para poder contar tanto como nos has dado.

El anterior tesorero, Antonio Navarro, se nos había marchado con “Lolo” y  los “Amigos”  nos habíamos quedado sin tesorero. Era fundamental encontrar una persona preparada y, sobre todo, generosa, que nos pudiera ayudar en tan laboriosa gestión.

Y pensamos en ti. Tu experiencia y, sobre todo, tu generosidad, lo hicieron posible.

Han sido años difíciles en los que nos has dado todo tu saber para que “las cuentas” hicieran posible que la vida y el testimonio de nuestro beato “Lolo” fueran conocidos en muchos lugares.

Recuerdo una narración hebrea en la que un discípulo preguntó a su maestro: “Por qué los buenos sufren más que los malos? El maestro le respondió: “Mira, un hombre tenía dos vacas, una fuerte y otra débil. ¿A cuál de las dos puso el yugo?  “Obviamente a la más fuerte”  respondió el discípulo. El maestro concluyó: “Lo mismo hace Dios; para que el mundo siga adelante pone el yugo a los mejores”.

Eso es lo que Dios hizo contigo. Las “cuentas” son un problema para cualquiera de nosotros, pero tu experiencia y, sobre todo, tu generosidad, han servido para que el mensaje y el testimonio de nuestro Beato “Lolo”, sean conocidos en el mundo entero.

Y ahora tú, desde el cielo, con todos los amigos de “Lolo” que te han precedido, seguirás ayudando a Antoñita, tu muy querida esposa, a tus hijos, a tus nietos y a todos los que se nos va acabando el tiempo, para que pronto podamos abrazarnos junto a “Lolo” en el cielo 🙏❤️

Antonio Jeréz, al fondo de la imagen, presidiendo la mesa en la comida de «despedida» de la Asociación Amigos de Lolo antes de convertirse en la Fundación beato Lolo.

 

Compartir:
Accesibilidad