Cristo

Has venido hasta mí

Sin duda alguna, saber y ser consciente de la presencia de Cristo en su Templo que es el corazón sólo puede ser causa de gozo y alegría.

El último minuto de vida

Ciertamente, al preguntar sobre el momento de la muerte, cada cual entiende lo mejor el mismo pero, en realidad, no hay quien sepa qué será entonces.

Pentecostés. Letanía en cruz

Dirigirse a la Virgen María atribuyéndole ciertas verdades que no siempre son evidentes, es muestra de un amor que ha arraigado más que bien en el corazón.

Ese Gran Árbol llamado pobreza

Ciertamente, del Árbol, así con mayúscula, de la pobreza bien entendida nace una entrega tan especial como es la de las religiosas de clausura; sus frutos, el amor.

Accesibilidad