Manuel Lozano Garrido escribió en el Semanario ‘Signo’, el 8 de enero de 1955, «doce recursos de urgencia, los telegramas de otras tantas súplicas para cada una de las doce campanadas que inician el año».