Miguel Lechuga | Diario Jaén, 3 de junio de 2020

El próximo día nueve de agosto se cumplen cien años del nacimiento del beato Manuel Lozano Garrido, “Lolo”, de Linares.

Con motivo de dicho acontecimiento, se ha creado una Comisión Diocesana que se encargará de preparar los actos conmemorativos del centenario, que comienzan el día cinco de septiembre en la Basílica de Santa María de Linares.

Es el único seglar no mártir beatificado en España desde el S. XVII. Vamos a tener todo un año para acercarnos a la figura de este beato que tiene mucho que transmitirnos. A veces pensamos que los grandes santos están muy lejos de nosotros y que son tan extraños que nos parecen muy difíciles de seguir, sin embargo, en Manuel Lozano Garrido se constata todo lo contrario, fue una persona cercana y accesible llena de humanidad y testigo del Amor del Dios. Periodista de profesión, inválido y ciego la mayor parte de su vida, tiene un perfil espiritual digno de conocer. Fue un laico comprometido con la Iglesia, con una vivencia cristiana del dolor y la enfermedad digna de ser elogiada e imitada, y con una profunda devoción eucarística. Escribía y acompañaba a adultos y jóvenes.

La Iglesia diocesana nos regala este año para profundizar e interiorizar el mensaje de “Lolo”. Es un regalo y un lujo el poder descubrir en su vida y obra vivencias que invitan a la alegría y la esperanza. El beato “Lolo” es una inmensa riqueza para nuestra diócesis y para la Iglesia Universal. Se van a celebrar numerosos actos, encuentros y celebraciones en los que podremos descubrir “la riqueza de sus cualidades humanas y espirituales”. A los que nos enamora y emociona este ejemplo de vida, tenemos ahora la responsabilidad de darla a conocer. Todos vivimos situaciones más o menos dolorosas, pero cuando nos encontramos con personas como Manuel Lozano, que con su cruz vivió la alegría del Evangelio, todo se vuelve más esperanzador. Los cristianos necesitamos descubrir y reflexionar en torno a modelos que hagan vida el Evangelio, y “Lolo” lo hizo.

Así pues, solo me queda dar las gracias por este centenario que seguro dará sus frutos en las vidas de muchas personas.

Compartir:
Accesibilidad