1. Inicio
  2. Artículos de opinión
  3. El cielo lo ganaste en tu sillón

Manuel Martell López
Granada, Viernes Santo de 1998
Hospital General Virgen de las Nieves

¡Qué bien en sus heridas penetraste…!

Las heridas de Cristo,
que veías en tu fe y en tu amor,
y las traías contigo, hasta el camino que encontraste.

Jamás ante el dolor te revelaste
como Juan de la cruz,
tus alegrías, tus gozos, tus placeres…
los tenías en ser ciego y tullido por contraste.

Fuiste antorcha de Dios, Manuel Lozano
y nos queda por siempre el galardón
de cuanto tu escribiste «sin» tu mano.

Paralítico, fuiste el campeón del alma,
ya que no del cuerpo humano
y… ¡El cielo lo ganaste en tu sillón!

Compartir:
Accesibilidad