Entre julio de 1960 y julio de 1961, de Sinaí salen cuatro Circulares: la 9, la 10, la 11 y la 12. Son tiempos, digamos, primeros de aquella iniciativa de Lolo y poco a poco se da noticia de la formación de grupos y de la incorporación de personas a los mismos. Tienen, por así decirlo, un poco de todo estas circulares, pero suelen contener una reflexión del fundador de Sinaí y de lo que llama “Noticias de Sinaí” que, como podemos imaginar, refiere, exactamente, eso: cómo anda por el camino de la vida y del espíritu una obra como la Creada por Manuel Lozano Garrido, un cuarentón que en su Linares natal quiere que los enfermos tengan en sus oraciones a todos los que dedican su vida a llevar las noticias y los pensamientos al mundo.

De la primera de ellas, la 9, ya hemos dado noticia en el artículo que hace 2 de esta serie. De las obras 3 circulares creemos está bien decir, al menos algo, para que podamos hacernos una idea de la evolución de Sinaí y podamos ver que avanzaba gozando de una buena salud apreciable en sus páginas (bueno, a veces, sólo una)

Podemos apreciar que, cuando Lolo se disculpa en un número anterior por haber tardado tanto en acercarse a sus lectores enfermos (o no) lo hace porque se debe sentir mal porque, por causa de su precaria salud, no haya podido atender, en determinado tiempo, a Sinaí en sus Circulares. Pues ahora pasa otro tanto porque, entre octubre de 1960, fecha de salida del número 10 de las circulares hasta la que hace 12 de las mismas, salida en el mes de julio de 1961 han pasado un número de meses teniendo en cuenta que la Circular 11 ve la luz para los meses de octubre y noviembre de 1960. El apuro de Lolo, espiritualmente hablando, nos lo podemos imaginar…

De todas formas, como decimos, mientras gozan de buena salud los números de circulares, Lolo aprovecha para hacer lo que mejor sabe hacer: comunicar.

La Circular número 10 contiene, en esencia, una reflexión de título “La escuela de Dios”  en la que Lolo habla de un momento de vida de la humanidad

 “cuando las cosas iban por su cauce, todo era noble e inocente y Dios estaba sin veladuras en el eje del Paraíso /…/ Si aquella directa quebró una vez, fue porque un hombre hizo su ‘rabona’ a la noble enseñanza de Dios. Esa niebla gris que se nos pone ante los ojos, es fruto nuestro desde aquel día infeliz, pero la verdad de Dios sigue vertiéndose amplia y poderosamente por los cielos.”

El sufrimiento, pues, comenzó exactamente cuando nuestros Primeros Padres decidieron hacer caso omiso a Dios.

Además, “Se habla de ‘Sinaí'» es un, a modo, de sección, en la que se mencionan las, valga la redundancia, menciones que se hacen sobre esta obra loliana. En este caso es la revista “Cara y Cruz” la que recoge un extenso y documentado reportaje sobre Sinaí que Lolo menciona.

Por su parte, la Circular número 11, de octubre y noviembre de 1960 repite la misma estructura que la anterior: reflexión y noticias acerca de Sinaí.

Aquí la reflexión de Lolo es sobre la Navidad. Y la titula “Navidad, esperanza” de la que destacamos esto que sigue:

“Lo importante es el meollo de esperanza de la Navidad. Desde las pajas, el Niño lo que hace es anclarnos en el reino de las bienaventuranzas. /…/ La pobreza y la humillación de Cristo, ante todo, promesa. Lo fundamental es un Cristo que sufre. Su dolores como un adviento de gloria. Por eso, cualquiera que sean las circunstancias, la Navidad es también para  nosotros un día de castañuelas”.

Vemos, aquí, a un Lolo más que positivo que promueve la Navidad como signo y símbolo de alegría frente a los sufrimientos que podamos pasar y que puedan estar pasando, sobre todo, aquellos que leen estar circulares.

Siguen las altas en la obra de Lolo: en el grupo “Escuela de Periodismo de la Iglesia” se incorporan, por ejemplo, Don Pedro Rodero y Don Jaime Ribó.

Y sí, los obispos siguen bendiciendo a Sinaí. Ahora lo hace el de Huelva que hace lo propio muy paternamente.

Da la impresión de que Lolo, después de unos meses sin enviar sus Circulares (sin duda que por enfermedad, padecimientos y sufrimientos varios) vuelve con mucha fuerza. Y es que el número que hace 12 de las Circulares consta de 2 páginas. Corría, entonces, el mes de junio de 1961, más de medio año después de la número 11…

Aquí también hay una reflexión: “Dios por las calles y los caminos”. Y las Noticias de Sinaí son más extensas.

Así, por ejemplo, la reflexión citada arriba, en una parte, dice esto:

“El hecho necesario es el de que también nosotros teníamos que dejar de ser espectadores para  estar en la restauración de la bondad. Desde que Dios entró en el mundo con la inutilidad de un niño en una cuna y salió con la de un hombre en una cruz, no hay galerías de sanatorio, sillones de ruedas o paredes de una habitación que tengan su contabilidad negativa. Tomando una medicina, cruzados de brazos, nuestro esfuerzo está, con el de Cristo, en las más diversas encrucijadas del mundo.”

¿Se puede levantar mejor el espíritu de quien sufre?

Por otra parte, hemos dicho arriba que las noticias sobre esta obra del espíritu son más amplias. Y es que recuerda Lolo, el 29 de aquel mes de junio se iba a celebrar el Dia de la Prensa Católica (¡O tempora, O mores!, podríamos decir) Por eso quería que, a partir de ese año se procediese a orar en unión. Es decir, a lo largo del día, desde las 6 de la mañana hasta las 7 de la tarde se iban a ir turnando los grupos de oración de forma para que “la gracia de Dios descienda sobre tantas oportunidades”. Y se pedía una oración “intensa y continua”. Tal que así:

De 6 de la mañana a 9:        Grupo Propaganda Popular Católica

De 9 de la mañana a 11:      Grupo “Ya”

De 11 de la mañana a 12:    Grupo “Signo”

De 12 a 2 de la tarde:           Grupo “El Mensaj. del C. de Jesús”

De 2 a 4 de la tarde:             Grupo “Escuela de Periodismo Igle.”

De 4 a 7 de la tarde:            Grupo “Publicaciones de Jaén”

Y termina, lo mismo que hace en otras circulares, con una idea fuerza que ilumina todo esto: 

“Esta es la gran jornada de nuestra caridad para con la Iglesia, para con la  voz de la Iglesia, para con la Palabra de Dios”.

Y las altas siguen produciéndose…

(Continuará)

 

Puedes leer todos [ los artículos de la serie Lourdes-Sinaí-Lolo en este enlace ]

 

Compartir:



Etiquetas: ,

Accesibilidad