En el mes de junio de 1961, Sinaí saca a la luz pública dos circulares, la 12 y la 13. De la primera de ella ya hablamos o, mejor, referimos su contenido, en el artículo anterior (el IV de esta serie) Por eso, Lolo repite información en las dos circulares  que es la que referimos en el citado artículo anterior y acerca del, digamos, reparto de horas de oración por las subsiguientes intenciones pues lo que se quiere es que haya una “ofrenda de sol a sol”.

Lolo escribe en la circular número 13 de la “Iglesia que habla y la Iglesia que reza” y es donde dice algo muy importante que, esperemos, no se haya perdido hoy día:

“Un periódico es, fundamentalmente, un instrumento de la verdad, pero ese vehículo de evangelización no constituye una empresa minoritaria, encomendada sólo a cierto número de  personas que un  día recibieron la vocación de escribir /…/ El periódico católico no sólo participa de ese carácter de un común hacer, sino que es la luz y la anchura de la propia verdad la que le da su grandeza y a nosotros nos responsabiliza también.”

Y termina con esto:

“En el Día de la Prensa Católica, es hermoso bajar hasta el corazón la bella realidad de unas vidas que con su quietud y su martirio callado colaboran en la gracia de la predicación sagrada se escriben a cada hora”.

Todo esto, lo refiere nuestro Beato porque el 29 de junio se celebraba el Día de la Prensa Católica y, aunque hoy día ya no se celebre tal día (sino el 24 de enero, celebración de San Francisco de Sales), valga al menos que, el que esto escribe lo está haciendo hoy mismo, 29 de junio pero de muchos años después, en 2020. Y, como la casualidad nada tiene que ver en el Reino de Dios, todo sea creer que es el Espíritu quien esto ha querido pues no ha sido preparado ni nada por el estilo…

Al respecto de la marcha de los grupos de Sinaí informe  Lolo que se ha batido un récord en la constitución de uno de ellos porque en Mallorca se ha constituido en “un solo día” el que ora por la “Escuela de Periodismo de la Iglesia”. Y, dado el esfuerzo que eso tuvo que suponer para la persona que trabajó con tanta intensidad no vamos a dejar decir que se trató de la Srta. Antonia Riutord que fue capaz, en un solo día, de constituir un grupo de tal jaez (trece altas se sumaron a la causa de Sinaí). Y no sólo eso sino que por haber estado ya formado por cuatro personas, al final quedó el mismo formado por ¡17 personas!, lo cual, en cuanto a oración por los periodistas católicos suponía, digamos, un buen empujón hacia el Cielo…

Podemos decir que la cosa va viento en popa y a toda vela porque, poco a poco, se van constituyendo grupos de oración y de sacrificio (a lo mejor, al revés) y se van incorporando personas a los ya existentes lo cual quería decir que la idea de Lolo no había caído en saco roto sino que, al contrario, el saco iba llenándose, por así decirlo. Así, en aquel mismo mes, se da noticia de incorporación de enfermos a los grupos cuya oración se corresponde con el “Mensajero del Corazón de Jesús” o con la revista “Signo” al que se añade la citada “Escuela de Periodismo de la Iglesia” para quien tanto trabajó Antonia Riutord.

No nos extraña, por tanto, que en un  ”Aleluya” que bien merece lo que nos dice a continuación, Lolo diga que:

“Pese a que nuestra Circular tropieza con  bastantes dificultades, la marcha y el espíritu de ‘Sinaí’ son estupendos. Como veréis a continuación, los grupos se incrementan continuamente y las cartas que llegan certifican de un modo admirable el entusiasmo y el fervor con que se vive la idea. Asimismo podemos adelantar que las dificultades para la salida dela circular tal vez san allanadas a partir de este número”.

Uno, tantos años después de aquello, se pregunta si es posible, hoy, un espíritu así.

(Continuará)

Puedes leer todos [ los artículos de la serie Lourdes-Sinaí-Lolo en este enlace ]

Compartir:



Etiquetas: ,

Accesibilidad