“El sacrificio es como las raíces de las palabras que llegan al corazón.”

Esto es lo último que Lolo escribe en las Circulares números 15 y 16 de las de Sinaí que corresponden a los meses de septiembre y octubre de 1962 y publicadas en el mismo ejemplar, por decirlo así. Antes había salido la que hace 14 en el mes de agosto de 1962. En tal número, el 14, contiene el extracto de un reportaje que la revista “Vida Nueva” había publicado sobre “Sinaí”. El título de este fue “’Sinaí’, noticia a setenta columnas” y decía algo así como que

“Cuando usted desenfunda el semanario favorito, un ancho ambiente de secciones y nombres conocidos se le despliegan antes los ojos, pero allí mismo, como savia de aquellos pensamientos, se remansa es tibia atmósfera de gracia que canalizan en nosotros las infinitas oraciones de tantas almas como rezan.

Ese impalpable clima de fervor y de ofrenda ha tomado al fin en España el cauce concreto de una obra, “Sinaí”

Y así habla de los primeros momentos de creación de esta obra loliana y de su posterior desarrollo.

Luego, en los números 15 y 16 de las Circulares de Sinaí, Lolo se explaya con lo que supone  la propia obra. Es decir, en el ya clásico “Noticias de Sinaí”, el autor de todo ese esfuerzo para que funcione como un buen engranaje espiritual muestra todo lo que se va haciendo en tal menester.

Sin duda, Lolo está contento. Y bien que se nota:

“Sinaí” tomará por norma hablar sólo de realidades. Os garantizamos que son muchas y muy buenas cosas las que quedan en el tintero, pero sólo las iremos soltando a medida que se confirmen.”

Y, luego, los ecos de lo que se hace desde Sinaí:

«El diario “YA”, al que denomina “el primer diario católico de España”, “publicó un suelto en recuadro que, por su simpatía y el cariño que demuestra para con nuestra Obra, os comunicamos, a la vez que agradecemos tan noble y explícito testimonio.”

Y, en cuanto eco internacional de la cosa, el Secretario de la Unión  Internacional de Prensa Católica, a la sazón, el P. Emile Gabel director de “Journalistes Catholiques”, según se nos dice en este número doble 15 y 16 de las Circulares de Sinaí,

“Ha requerido una interesante información que insertará en su periódico”.

Por otra parte, como no podía ser menos, las altas en los grupos de oración, siguen su curso ordinario de subida. Así, se incorporan a los que oran por “Signo” y en el grupo C.E.D.E. aquellos enfermos que quieren aportar su granito de sufrimiento y ofrecimiento en un tan santo objetivo.

No podíamos olvidar lo que, precisamente, se ha puesto al principio de este artículo que es, a su vez, el final de las Circulares 15 y 16 de las de Sinaí.

Aquí todo tiene relación. Es decir, la obra misma creada por Lolo a su vuelta del fructífero viaje a Lourdes echa las raíces en el sufrimiento ofrecido por parte de aquellos que sufren; en el ofrecimiento de este por la prensa católica que, por eso mismo, por ser católica o universal podrían aplicarse tales sufrimientos no sólo a la que lo era española sino, a  más a más, a la que lo es universal.

Y sí, tal entrega de quien sufre a favor de la palabra puesta a la luz del mundo por parte de aquellos que se saben hijos de Dios y piedras vivas de la Esposa de Cristo… en fin, que bien podemos considerarla en toda la fuerza espiritual que tiene y difunde una actitud como la que muestran al mundo los enfermos adheridos a Sinaí y que, al fuerza, mucha y más que mucho. Y es que, primero, se pone valor el sufrimiento y, luego, estamos más que seguros que Dios acepta de muy buen grado tal tipo de entrega de petición por el prójimo.

(Continuará)

 

Puedes leer todos los artículos de la serie Lourdes-Sinaí-Lolo en este enlace

Compartir:



Etiquetas: ,

Accesibilidad