Sede de la Fundación beato Lolo
c/ Cánovas del Castillo, 47 (Linares, Jaén)
17 de febrero de 2024

[Vídeo completo del acto al final de esta entrada]

El pasado sábado, 17 de febrero de 2024, el obispo de Jaén, ha bendecido la nueva sede de la Fundación beato Manuel Lozano Garrido, en Linares, la ciudad natal del beato Lolo. Dicho acto ha tenido lugar, en el marco de la Visita Pastoral que el obispo de Jaén está realizando por el Arciprestazgo de Linares.

A las 11 de la mañana, acompañado por D. Jesús Diez del Corral, el consiliario de la fundación, Monseñor Chico Martínez, era recibido, en la puerta de la sede de los Amigos de Lolo, por Teresa Jiménez, actual presidenta de la fundación; y Rafael Higueras, postulador de la Causa de Canonización de Lolo.

Acompañados por una veintena de amigos cercanos de la fundación, D. Sebastián bendijo la sede, en un acto muy sencillo y cercano, ante las reliquias del beato Lolo, que presiden el ala principal de las nuevas instalaciones.

A continuación, se realizó al obispo de Jaén, una visita guiada por la sede, mostrándole con detalle, las 2 principales salas de la sede:

  • Una réplica de la habitación que fuese dormitorio, despacho y salón de Lolo.Con numerosos artículos que pertenecieron en vida, al beato Lolo y que generosamente fueron donados por su hermana Lucy, a los Amigos de Lolo, para continuar con su legado y difusión.
  • La otra sala principal, cuenta con un Relicario con la reliquia de Lolo, y una serie de vitrinas y estanterías, en las que se presentó a Monseñor Chico Martínez, todo el proceso de Beatificación y  Canonización de Lolo.Además, sus paredes muestran la vida completa de Manuel Lozano Garrido, desde su infancia hasta su muerte. Dicha historia, de la que disfrutó D. Sebastián, le fue alegremente amenizada por los cariñosos comentarios de tres amigos personales de Lolo, como son Rafael Higueras, Pepe Utrera y Pepe Moya, este último, amigo íntimo de Manuel Lozano, que cuenta con 93 años y sigue difundiéndolo con la misma alegría y entusiasmo con que lo acompañó en vida.

Finalizó el acto, con una reunión privada, entre los patronos de la Fundación y el señor Obispo, en la que pudieron intercambiar impresiones y anhelos, para continuar esta hermosa tarea de difundir la figura y acrecentar la devoción a este santo de la Iglesia universal, que es el Beato Lolo, al que esperamos ver pronto canonizado.

¡Gracias, D. Sebastián!

La Fundación beato Lolo le agradece su cercanía y aliento, en la bendición de esta sede, en la que ya tiene usted su casa.

 

Compartir:

Etiquetas:
Accesibilidad