Jesús, el que desde el Monte predicó las Bienaventuranzas, presta a Lolo la “cátedra”, la “piedra” desde la que Él -allí sentado- las proclamó.

Y Lolo se lanza al interior del corazón de Cristo y se pone a explicarnos la felicidad -la Bienaventuranza- como si el mismo Jesús la hubiera explicado hoy en “reportajes” de prensa.

1ª edición 1969. Prólogo de José María de Llanos y Pastor S.J.

2ª edición: Prólogo de José A. Martínez Puche.

» Puedes leer una reseña más extensa en este enlace.

Horario de atención a PEDIDOS:

De lunes a jueves, de 11 a 13h.

(+34) 953 69 24 08

amigoslolos@telefonica.net

Descargar hoja de pedidos

Compartir:
Accesibilidad