Bajo el lema “SÍ Y GRACIAS”, tomado del libro  “Bien venido amor” nº 579“Con solo dos palabras, un sí al amanecer y un gracias a la caída dela tarde, se puede hacer la más breve y perfecta oración” del Beato Manuel Lozano Garrido, LOLO, se ha desarrollado, virtualmente, el IX Encuentro Diocesano de Adolescentes en la ciudad de Linares. Tuvo lugar este sábado, 7 de noviembre, organizado por el Secretariado Episcopal de Infancia y Adolescencia. Han participado directamente ciento cincuenta chicos de diferentes parroquias y movimientos de la diócesis jiennense. La sede del Encuentro ha sido el Santuario de la Virgen de Linarejos, un lugar muy querido por Lolo, pues su devoción filial a la Virgen fue uno de los pilares de su vida. Hasta allí se trasladaron, desde la basílica de Santa María, la urna con los restos de este buen hombre de Dios. Desde este bendito lugar mariano, cuidadosamente ambientado con carteles alusivos a Lolo,  un equipo del Secretariado ha realizado este evento misionero en el año en el que la Diócesis celebra con gran gozo el Centenario del nacimiento de este “santo de la puerta de al lado” como escribe el Santo Padre, el Papa Francisco en su exhortación apostólica “Gaudete et exsultate”.

La jornada vespertina se iniciaba con el saludo y la bienvenida de Javier Valsera, Director del Secretariado y de María Alejo, Animadora y Responsable de Adolescencia y de los grupos Kairós. A continuación, nuestro Obispo, Don Amadeo Rodríguez Magro, se dirigió a los participantes animándoles a vivir como viven los buenos, haciendo lo que Dios nos dice. Del Beato periodista, el Prelado jiennense afirmo: “Fue un niño, un adolescente, un adulto enfermo, santo, culto y comprometido”. Destacó, también, en sus palabras, cómo Lolo decía siempre “sí” a Dios y se lo decía con alegría y repetía también “gracias” porque se sentía acompañado, fortalecido por Él, animado para hacer el bien a los demás.

El encuentro continuó con el testimonio de José Utrera, miembro de la Asociación “Amigos de Lolo”, amigo personal entrañable, que presentó una síntesis de la vida del Beato de la que él fue testigo durante algunos años. Destacó su gran labor apostólica desde su infancia y dio gracias a Dios por ser amigo de un santo.

María y Javier siguieron conduciendo el encuentro introduciendo con sus palabras el vídeo que se iba a presentar a los chicos para conocer un poco más de cerca este insigne linarense del que José L. Martín Descalzo dijo  “se dedicaba ser cristiano”. El vídeo mostró algunos rasgos significativos de su vida y de su tarea evangelizadora, como su amor a la eucaristía y a la Virgen; su labor como escritor y periodista que empleó los medios de comunicación como plataforma evangelizadora, que supo llevar con alegría su larga enfermedad, un ejemplo de vida cristiana.

Tras un pequeño descanso, la tarde continuó con una dinámica en torno a frases del Beato Lolo para que los chicos elaboraran sus comentarios y los participaran a través de Instagram y pulsaran el clásico “me gusta” para así premiar al más votado.

La última parte fue la oración, de la que Lolo decía que es “la relación fundamental del alma con Dios, cordialidad más que tratamiento”. Preparada por D. Jesús Díez del Corral, Consiliario del Secretariado y por el Equipo de Liturgia del mismo, se inició pidiendo al Señor que finalice este dolorosa pandemia y solicitando al Señor que sea nuestro fuego y esperanza.

Se proclamó el texto del evangelio de san Juan 15, 1-8 “Yo soy la vid y vosotros los sarmientos…” y tras la reflexión sobre esta Palabra de Dios, se plantearon cuatro interrogantes a los participantes que fueron aportando sus respuestas a través de Instagram. Las cuestiones planteadas fueron ¿qué me paraliza a mí?, pedid al Señor por nuestras debilidades, por los adolescentes y por las necesidades que descubrimos. Con la oración del Papa por el fin de la pandemia y el canto a la Virgen de Linarejos “María, mírame” finalizó este IX Encuentro Diocesano de Adolescentes que ha pretendido propiciar un rato de encuentro con el Señor y con los demás desde la comunión virtual y acercar la vida y la obra de Manuel Lozano Garrido, un referente para vivir la santidad en vida cotidiana como algo normal.

Y antes de la despedida se anunció el comentario  ganador con sesenta y cinco “me gusta”. “Por la oración podemos conectar con el Señor y recibid la fuerza que necesitamos para afrontar los problemas, GRACIAS LOLO”.

Secretariado de Infancia y Adolescencia

Compartir:



Etiquetas:

Accesibilidad