Monseñor Ramón del Hoyo López

Lolo fue un santo

«Manuel Lozano Garrido -Lolo- fue un santo, un auténtico apóstol en todas las circunstancias por las que discurrió su vida.

Dios le fue llamando, en edades y momentos concretos, para ser su testigo y lo fue podando con cariño y lentamente para que diera muchos frutos y que sus frutos perduraran.»

Compartir:

Ramón del Hoyo López Obispo de Jaén

Compartir:
Accesibilidad