cope.es | Jaén
Antonio Agudo, 11 nov 2020

Cuando se cumple el centenario del nacimiento del beato nacido en Linares recuperamos una grabación doméstica en la que el periodista pone voz a su escritura.

La figura del beato linarense, Manuel Lozano Garrido “Lolo”, sigue siendo una referencia y un ejemplo a seguir a la hora de mantener la alegría y las ganas de vivir. Estuvo aquejado de una grave enfermedad que lo dejó, prácticamente paralizado, y en los últimos siete años de su vida completamente ciego, pero aún así el dolor no lo doblegó.

De hecho Manuel Lozano tuvo que dejar de escribir a máquina y hacerlo a mano debido a los problemas de movilidad que iba sufriendo. Así las cosas seguía mientras pudo escribía con la mano derecha y, cuando esta ya no podía moverla, comenzó a hacerlo con la mano izquierda. Para ello se ayudaba de un ingenio construido por sus amigos y colaboradores, unas tablillas y maderas, para que la caligrafía fuera la mejor posible y se centrara en el folio.

Escribía de viva voz

Pero la enfermedad seguía avanzando y llegó un momento en el que ya, paralizado del todo, le era imposible usar el bolígrafo y empezó a escribir con la voz. “Lolo” inasequible al desaliento y con una fortaleza inquebrantable, algo que marcó su vida y su figura, ayudado de un magnetofón grababa sus escritos que luego eran transcritos, pasados a papel, por su hermana y sus colaboradores más directos.

Así que la importancia de este documentos es tal, que más allá de la calidad del sonido, podemos asistir a la creación literaria de alguien que no resignó nunca, por más que la gravedad de sus enfermedad le pusiera obstáculos e impedimentos, y siguió con su actividad intelectual y de la que, gracias a esta histórica grabación, podemos ser unos espectadores privilegiados

A lo largo de estos meses se han venido organizando, por parte de la Diócesis de Jaén, una serie de actividades con motivo de la conmemoración del centenario de su nacimiento, el 9 de agosto de 1920, en la ciudad de Linares. Los libros y los artículos de “Lolo” son ampliamente conocidos y su obra se sigue difundiendo desde diferentes ámbitos y desde la asociación de “Amigos de Lolo” que nació para dar a conocer el legado del primer periodista laico que fue beatificado.

Aquí tenéis acceso al libro del Centenario y al resto de actividades como a la llamada a unirse al manifiesto de adhesión, tal y como nos cuenta el Obispo de Jaén, Monseñor Rodríguez Magro:

 

En la grabación a la que hemos tenido acceso “Lolo” lee un artículo titulado “La Espera”. Con una voz firme va describiendo como, a pesar de las limitaciones de movimiento que sufre, es capaz de verse en el espejo y saludar la llegada de un nuevo día.

Compartir:





Accesibilidad