1. Inicio
  2. Testimonios
  3. De Obispos y Sacerdotes
  4. Carta pastoral del Sr. Obispo de Jaén: Una preciada reliquia

Muy queridos fieles diocesanos:

Se cumple el primer aniversario del día en que Manuel Lozano Garrido fue declarado beato, en Linares, el pasado 12 junio 2010, en una tarde ya inolvidable, a pesar de la lluvia.

Las Normas de la Congregación Vaticana correspondiente establecen que, durante este primer año, las celebraciones en honor del nuevo Beato deben tener un especial relieve, sobre todo en torno a la fecha de la beatificación.

Realmente debemos dar gracias a Dios por la riqueza que supone para nuestra Diócesis contar en nuestro calendario diocesano con la celebración de aquellos hombres y mujeres destacados por su santidad que tuvieron especial vinculación con nuestra Iglesia particular de Jaén. Todos ellos nos impulsan a seguir su camino, nos animan y ayudan con su ejemplo y con su intercesión.

Con motivo de cumplirse próximamente este primer aniversario de la Beatificación de “Lolo” he pedido a la Santa Sede determinadas indulgencias que nos han sido concedidas.

Animo a todos los sacerdotes, consagrados y seglares a peregrinar ante las reliquias benditas de nuestro querido Beato para enriquecernos con las gracias concedidas, cumpliendo con las condiciones de la confesión y comunión, además de orar por las intenciones del Papa.

Aunque estas gracias puedan lucrarse peregrinado individualmente, la peregrinación tiene un sentido más hondo si se realiza en comunidad: desde las parroquias o desde las asociaciones, o instituciones o movimientos apostólicos, según horarios que se indicarán.

La peregrinación, además, siempre ha tenido en la Iglesia un carácter penitencial, también festivo. El mismo Jesús peregrinó con sus apóstoles y paisanos al templo, y cantaban al “pisar los umbrales de Jerusalén”. La vida entera no es para nosotros sino una peregrinación hacia el cielo. Por eso ha fomentado la Iglesia siempre las peregrinaciones.

La veneración de las reliquias del Beato Manuel Lozano Garrido también puede ser motivo de peregrinación, sobre todo en estas fechas que se indican más abajo. Su vida y virtudes son una lección magnífica y de máxima actualidad para todos nosotros por su amor a la Eucaristía y a la Virgen Santa María, por la fidelidad a la Madre Iglesia, la fortaleza ante el dolor, por su alegría desbordante y su afán apostólico. Son ejemplo y luz en el camino.

Las INDULGENCIAS concedidas son:

1.- INDULGENCIA PLENARIA: desde el día 12 mayo al 18 de junio; orando ante el Stmo. Sacramento en la Parroquia de Sra. María de Linares y venerando allí mismo las reliquias del Beato Manuel Lozano.

2.- BENDICIÓN PAPAL con indulgencia asistiendo a la celebración de la Santa Misa, que presidiré el día 18 de junio, en la misma parroquia, como clausura del primer aniversario.

Animo a todos los diocesanos que, en estas celebraciones ante las reliquias del Beato Manuel Lozano, oren intensamente por los jóvenes de nuestra Diócesis de Jaén y del mundo entero que se preparan para celebrar, en agosto próximo, la JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD, en Madrid, junto al Santo Padre. Que para ellos sea LOLO, joven de Acción Católica, referencia en el seguimiento de Jesucristo Salvador.

Con mi bendición pastoral.

+ Ramón del Hoyo López.
Obispo de Jaén

Compartir:
Accesibilidad