1. Inicio
  2. Audios
  3. Mons. Sebastián Chico, nuevo obispo de Jaén: «Sueño con una Iglesia feliz»

La Linterna de la Iglesia, 10 dic 2021
con Irene Pozo

El nuevo obispo del Santo Reino ha explicado en ‘La Linterna de la Iglesia’ cómo le han recibido en su nueva diócesis

 

Monseñor Sebastián Chico acaba de tomar posesión de la diócesis de Jaén. Tras dos años como obispo auxiliar de Cartagena, sustituye en el cargo a Mons. Amadeo Rodríguez Magro, al que el Papa Francisco ha aceptado la renuncia tras cumplir 75 años. En ‘La Linterna de la Iglesia’, Mons. Chico ha repasado sus primeros días como obispo del Santo Reino.

El nuevo obispo de Jaén ha afirmado que se siente «como en casa». «Encuentro gran similitud con Murcia, mi diócesis de origen, la diócesis de Cartagena», ha explicado, a la vez que ha dicho que se lo están «poniendo muy fácil».

Mons. Chico ha asegurado que en la maleta se ha llevado a Jaén «al Señor». «También la gran experiencia de mis dos años como obispo auxiliar de Cartagena, aprendiendo del obispo diocesano y de los sacerdotes y, por supuesto, el cariño de mi tierra».

Una tierra en la que deja a su familia, aunque no a toda: «Mi madre viene en la maleta. Desde que me ordenaron obispo vive conmigo. Tenerla cerca es una gran compañía y un gran consuelo, ha dicho.

El nuevo obispo de Jaén ha explicado que sueña «con una Iglesia feliz. Una felicidad que nazca de nuestro ser cristiano. Que esté bien anclada en el Señor, con firmeza». También ha señalado que en Jaén ha encontrado una Iglesia «muy viva, con una diversidad muy grande».

Mons. Chico ha recordado también sus años al frente del seminario de la diócesis de Cartagena: «Me ha enseñado la importancia de la formación y de la vocación. Hay que solicitar al Señor que envíe obreros a su mies. Hay que generar una cultura vocacional», ha dicho.

Precisamente, monseñor Chico es un ejemplo de «vocación retardada», como él mismo define su caso. «Mis compañeros se ríen de mí cuando lo digo», ha asegurado. «Siempre he visto el sacerdocio como algo que me superaba. Esperaba que el Señor me dijera ‘no’ y me encontré con un ‘sí’, ha explicado.

El nuevo obispo de Jaén ha concluido encomendando su ministerio al beato Lolo, periodista, y a la Virgen de la Cabeza, patrona del Santo Reino.

Compartir:
Accesibilidad